Pillay dice que las violaciones de DDHH de las fuerzas gubernamentales "superan con mucho" las de la oposición

Publicado 09/04/2014 3:55:06CET

NUEVA YORK, 9 Abr. (Reuters/EP) -

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, ha afirmado este martes que las violaciones de Derechos Humanos cometidas por las fuerzas gubernamentales sirias "superan con mucho" las llevadas a cabo por los grupos opositores, lo que ha llevado al embajador sirio ante la ONU, Bashar al Jaafari, a tildarle de actuar "como una lúnatica irresponsable".

En una comparecencia ante el Consejo de Seguridad sobre la situación de los Derechos Humanos en Siria, República Centroafricana (RCA), Sudán del Sur, Malí y Libia, ha pedido que la situación en el país árabe sea llevada ante el Tribunal Penal Internacional (TPI).

Así, ha indicado que su oficina y los investigadores de la comisión de investigación de la ONU sobre Siria han acusado a ambas partes de cometer violaciones de Derechos Humanos, si bien ha recalcado que "no se pueden comparar".

"Claramente, las acciones de las fuerzas gubernamentles superan con mucho las violaciones (de los Derechos Humanos) de los rebeldes. El Gobierno es el principal responsable de las violaciones (de Derechos Humanos) y los responsables han de ser identificados y enviados ante el TPI", ha dicho.

"Tiene que haber justicia y se tienen que rendir cuentas ante la situación en Siria, que no puede escaparse entre las grietas", ha remachado Pillay.

En respuesta, Al Jaafari ha apuntado que las acusaciones de Pillay contra las fuerzas gubernamentales son "falsas" y "carecen de credibilidad", ya que ni ella ni los investigadores de la ONU han visitado el país durante el conflicto.

"Pillay se ha convertido en una lunática y se está comportando de forma irresponsable. Está manipulando, ocultando la verdad, y tiene un sesgo. Está usando su posición para presionar más al Gobierno sirio", ha argumentado.

Al menos 150.000 personas han muerto en los más de tres años de guerra civil en Siria, un tercio de ellos civiles, según los últimos datos revelados la semana pasada por el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Según el Observatorio, con sede en Londres y una amplia red de informantes sobre el terreno, el balance real del conflicto podría ser muy superior a los 220.000 fallecidos.

El último balance ofrecido por la ONU el pasado julio elevaba las víctimas del conflicto a al menos 100.000 pero en enero el organismo anunció que no actualizaría sus cifras ante la imposibilidad de hacer estimaciones precisas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies