PMA: "Acabar con el hambre en el mundo es posible pero es cosa de todos"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

PMA: "Acabar con el hambre en el mundo es posible pero es cosa de todos"

Niños que reciben comidas escolares en Ghana
WFP/NYANI QUARMYNE
Publicado 16/10/2016 10:18:54CET

Considera que nuestro legado a las generaciones futuras serán los Objetivos de Desarrollo Sostenible

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

Acabar con los cerca de 800 millones de personas en el mundo que pasan hambre de aquí a 2030 "no es imposible" pero hace falta que "todos asumamos la responsabilidad" de alcanzar esta meta, uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), ha defendido el jefe de la oficina del Programa Mundial de Alimentos (PMA) en España, Antonio Salort-Pons.

En una entrevista concedida a Europa Press con motivo del Día Mundial de la Alimentación, Salort-Pons se ha mostrado "optimista" respecto a la posibilidad de cumplir con este objetivo y con los demás que se fijaron en 2015 y que no solo fueron acordados por los gobiernos y las agencias de la ONU, sino con la involucración de la sociedad civil.

"Yo creo el mundo que nos vamos a encontrar en 2030 no va a ser el mismo mundo en el que hemos vivido nosotros", ha subrayado, incidiendo en que ahora ya no se trata de una "discusión norte-sur, de país donante a país receptor" sino que ahora "la responsabilidad es de todos".

El responsable del PMA ha resaltado que "es la primera vez en la historia de la humanidad" que hay 17 objetivos compartidos, incluido el número dos, que marca la meta de "hambre cero" y que considera "posible" alcanzar, si se toma en conjunción con el 17, que contempla las alianzas para cumplir todos los ODS.

Según Salort-Pons, "ya hay soluciones identificadas para erradicar el hambre, sabemos dónde están las debilidades del sistema y sabemos que con un impulso político más fuerte podemos hacer que todas las personas en el mundo tengan acceso a alimentos nutritivos de manera diaria para que puedan realizar una vida normal".

No obstante, para lograr esta meta, hay tres cuestiones que hay que en cuenta. La primera de ellas, ha explicado, es el "acceso humanitario". "Mientras haya conflictos va a haber hambre. Es inaceptable que en el siglo XXI haya personas muriéndose de hambre porque haya ciudades sitiadas", ha subrayado.

ACCESO HUMANITARIO

"Para acabar con el hambre tenemos que tener un acceso humanitario seguro, claro y constante porque las personas se alimentan todos los días, esto es clave", ha defendido, recalcando que esto no es un problema "imposible" de resolver porque no se trata de un problema de producción.

Otro factor a tener en cuenta es el cambio climático, que ya se ha comprobado que está teniendo efectos en las cifras de personas con hambre. "Hay que trabajar mucho para paliar los efectos de este fenómeno con las comunidades en materia de resiliencia", ha indicado Salort-Pons, asegurando que el "PMA tiene un papel fundamental" en este ámbito.

"Técnicamente se puede ayudar a estas comunidades a prepararse frente al cambio climático y hacer que se protejan mejor contra sus embates", ha agregado, citando por ejemplo la rehabilitación de infraestructuras, formación, seguros o el trabajo con los pequeños agricultores.

En este punto, ha expresado su especial preocupación por el fenómeno de 'El Niño' que está teniendo "efectos tremendos" sobre todo en el África Austral y también en el 'Corredor Seco' de Centroamérica.

REFLEXIÓN SOBRE EL CONSUMO

En tercer lugar, Salort-Pons ha defendido la necesidad de una "reflexión sobre nuestro consumo de alimentos, sobre el desperdicio, sobre cómo queremos nosotros que sea nuestro mundo en 2030".

En este sentido, ha llamado a convertir, en palabras del director de la cátedra de estudios de hambre y pobreza José Esquinas, "nuestro carro de la compra en un carro de combate" y que a la hora de hacer la compra "seamos conscientes de lo que vamos a comprar".

Asimismo, ha defendido que "al abrir la nevera también se puede usar contra el hambre" no solo en cuanto al desperdicio de alimentos y al consumo de los mismos. En este punto, también hay que tener en cuenta, ha dicho, la labor que pueden desempeñar restaurantes y supermercados en cuanto al desperdicio de alimentos.

Según Salort-Pons, si los consumidores están más informados harán que las empresas también actúen de forma más responsable. "Las empresas tienen un papel líder en el cumplimiento de los ODS a través de sus políticas de responsabilidad social corporativa de hacer políticas más sostenibles al tiempo que ganan dinero y crean empleo", ha opinado.

"La responsabilidad social corporativa significa transferencia de conocimiento, llevar su conocimiento a las zonas más vulnerables del planeta y hacer que nadie se quede atrás", ha agregado.

COMIDAS ESCOLARES

Por otra parte, hay una "cuestión transversal, que es el tema de la educación primaria y secundaria universal y gratuita para todo el mundo". "El PMA trabaja con unos 17 millones de niños en todo el mundo y con otros 10 millones a través de las administraciones de sus países a través de las comidas escolares", ha explicado.

"Las comidas escolares son el pilar básico para que los niños más vulnerables del planeta vayan al colegio", ha defendido el responsable del PMA, justificando que el hecho de que allí reciban comidas es un motivo para muchos padres para enviar a sus hijos, ya que se ahorran ese dinero.

De lo contrario, la opción es que vayan a la escuela pero lo hagan con el estómago vacío o sin apenas haber comido, lo que no les sitúa en las mejores condiciones para aprender. "¿Queremos que esos niños vayan a la escuela pero en malas condiciones?", se ha preguntado. "Un niño con alimentos en el estómago es capaz de hacer maravillas, es capaz de cambiar el mundo", ha defendido.

Además, la implantación de las comidas escolares también efectos positivos en sus comunidades puesto que los comedores pueden nutrirse de lo que producen los agricultores de la zona, que trabajen en ellos los propios familiares o los vecinos... "Un dólar invertido en comida escolar tiene un retorno de seis a ocho dólares en la comunidad", ha resumido.

El responsable del PMA en España ha defendido que los españoles siguen siendo solidarios pese a la crisis y que "se siguen preocupando de que la gente no pase hambre". No obstante, ha considerado necesario "llevar a las Comunidades Autónomas, los municipios y las escuelas el mensaje de los ODS y que los ciudadanos en su día a día sepan que este es el objetivo del mundo".

LEGADO FUTURO

"La generación de nuestros padres construyó la Constitución en España, ese fue su gran logro pero, ¿cuál va ser el nuestro? Nuestro logro va a ser lograr estos 17 objetivos, eso es lo que nosotros podemos aportar a las generaciones futuras", ha subrayado.

"Si nuestros padres nos dieron un sistema democrático que funciona, ¿qué vamos a dejarles nosotros a nuestros hijos? Los Objetivos de Desarrollo Sostenible y esa es la obligación moral nuestra de hacer nuestro mundo mejor", ha agregado.

"Todos estamos en esto, aunque vamos poco a poco, desde la administración pública pasando por las empresas llegando a los ciudadanos", ha resumido.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies