La Policía acordona una zona cercana a un parque de Salisbury por el incidente del ex espía ruso

El ex espía ruso Sergei Skripal, cuando fue juzgado por un tribunal ruso
REUTERS / STRINGER .
Publicado 07/03/2018 12:25:31CET

Pide la colaboración de los ciudadanos que hayan podido presenciar lo que les sucedió al ex agente doble y a su hija

LONDRES, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Policía Metropolitana ha informado de que ha acordonado un lugar cercano al parque en el que el ex espía ruso Sergei Skripal y su hija quedaron inconscientes tras exponerse a una sustancia peligrosa todavía no identificada este domingo.

"Hay cordones establecidos en otro lugar cerca del Parque Solstice" en Amesbury, en la localidad de Salisbury, según ha explicado Scotland Yard en un comunicado. La Policía ha dicho que se trata de "una medida de precaución" relacionada con la investigación.

En su escrito, la Policía Metropolitana ha pedido la colaboración de todos los ciudadanos que pudieran presenciar qué le sucedió al ex espía ruso y a su hija. Los dos permanecen ingresados en un unidades de cuidados intensivos en estado crítico.

Los mandos encargados de la investigación han revisado las imágenes de circuito cerrado de televisión y han hablado con varias personas que estuvieron en el centro comercial The Maltings de Salisbury en el que, supuestamente, las dos personas sufrieron la exposición a la sustancia peligrosa "todavía no identificada".

La Policía ha hecho un llamamiento a la colaboración de todos los ciudadanos que estuvieran en el restaurante Zizzi, en la calle Castle, y en el pub The Bishop's Mill, en el centro comercial The Maltings, que es donde estuvieron el ex espía ruso y su hija antes de aparecer inconscientes en un lugar cercano.

El comisionado adjunto y jefe de la Unidad Antiterrorista de la Policía Metropolitana, Mark Rowley, ha dejado claro que las investigaciones sobre lo sucedido continúan y ha pedido que no se hagan especulaciones.

"El objetivo en este momento es establecer lo que ha causado que estas personas queden enfermas en estado crítico. Nos gustaría asegurar a los ciudadanos que este incidente se considera extremadamente grave y que no creemos que actualmente haya un riesgo para la ciudadanía en general", ha indicado Rowley.

Por su parte, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, Maria Zajarova, ha denunciado que este incidente está siendo utilizado para reimpulsar la campaña contra Rusia. "Enseguida comenzaron a usar lo sucedido para incitar aún más la campaña antirrusa en el espacio mediático occidental", ha afirmado.

Zajarova ha subrayado que el Gobierno ruso no tiene información sobre las causas del incidente que ha sufrido el ex espía Skripal, que se cree que habría sido envenenado. La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso ha dicho que el Gobierno de Moscú no ha recibido ninguna solicitud oficial por parte de Londres para que haya colaboración en la investigación del incidente sucedido el domingo en Salisbury.

El incidente que ha sufrido el ex espía ruso Sergei Skripal va a ser analizado este miércoles en una reunión de un comité de respuesta de emergencia compuesto por varios ministros del Gobierno británico, incluida la titular de Interior, Amber Rudd.

El laboratorio británico de investigación militar de Porton Down está tratando de identificar la sustancia peligrosa que ha hecho enfermar a Skripal, de 66 años, y a su hija Yulia, de 30.

El Gobierno británico ha advertido esta semana a Rusia de que si se demuestra que el Kremlin es el responsable del incidente con el ex espía Skripal, sufrirá graves consecuencias. Varios ministros británicos han trazado paralelismos con el asesinato en 2006 del exagente del KGB Alexander Litvinenko, que fue envenenado con la sustancia radiactiva polonio-210 cuando estaba en Londres.

Una investigación determinó entonces que el presidente ruso, Vladimir Putin, probablemente aprobó el asesinato de Litvinenko, quien falleció después de tomar té verde mezclado con un isótopo radiactivo raro y muy potente cuando estaba con dos ciudadanos rusos en el Hotel Millennium de Londres.

Skripal, que entregó la identidad de decenas de espías rusos a la agencia británica de inteligencia extranjera MI6, recibió asilo en Reino Unido tras ser intercambiado en 2010 por espías rusos capturados en Occidente, como parte de un canje de espías al estilo de la Guerra Fría realizado en el aeropuerto de Viena.