La Policía advierte de que impedirá cualquier "manifestación política" en RDC

 

La Policía advierte de que impedirá cualquier "manifestación política" en RDC

Protesta opositora en Kinshasa
KENNY KATOMBE/REUTERS
Publicado 10/04/2017 10:55:46CET

MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Policía de República Democrática del Congo (RDC) ha advertido de que impedirá la celebración de cualquier "manifestación pública de carácter político" que no haya sido autorizada, en alusión a la marcha convocada para este lunes en Kinshasa por la oposición para exigir al Gobierno que cumpla con el acuerdo para la transición política.

"La Policía Nacional Congoleña (PNC) impedirá el ejercicio de toda manifestación pública de carácter político que no haya sido autorizada en toda la extensión del territorio nacional", ha dicho el portavoz del cuerpo de seguridad, el coronel Pierrot Mwanamputu, en declaraciones a Radio Okapi.

De acuerdo con Mwanamputu, la marcha opositora ha sido prohibida y, en consecuencia, la Policía ha puesto en marcha un operativo de seguridad en los "puntos calientes" de la capital congoleña para "dispersar cualquier aglomeración" y evitar posibles "actos criminales".

"Toda incitación a la desobediencia civil y toda instrumentalización de la juventud ociosa para colocar barricadas incendiadas, saquear vehículos y atacar a los peatones están prohibidas", ha recalcado el coronel Mwanamputu a la emisora apoyada por Naciones Unidas.

El objetivo de la manifestación antigubernamental de este lunes por Kinshasa es protestar por la designación de Bruno Tshibala, antiguo miembro del principal partido opositor de RDC como primer ministro, algo que, según los disidentes congoleños, viola el acuerdo alcanzado el pasado 31 de diciembre.

El nuevo primer ministro fue expulsado de la Unión para la Democracia y el Progreso Social (UDPS) el mes pasado por cuestionar la designación del sucesor del histórico líder opositor Etienne Tshisekedi, que murió en febrero.

El presidente de RDC, Joseph Kabila, estaba obligado a poner en el cargo a un representante opositor, celebrar elecciones antes de que acabe el año y abstenerse de cambiar la Constitución para intentar presentarse de nuevo.

El hijo de Tshisekedi, Felix, que ha asumido las riendas de la UDPS, ha acusado a Kabila de violar el pacto por nombrar a Tshibala, al que no considera un dirigente opositor. "Seguimos exigiendo que se cumpla el acuerdo", dijo a Reuters el pasado viernes.

Tshibala, por su parte, ha tendido la mano a la oposición para trabajar de cara a la organización de las próximas elecciones. "El llamamiento que hago es sincero. Mis brazos están abiertos. Es juntos como tendremos éxito ante el desafío de avanzar hacia un mañana que pide nuestro pueblo, que tanto ha sufrido", ha dicho en una entrevista este lunes.

El proceso de designación del primer ministro se convirtió en el principal escollo del acuerdo. Kabila pidió a la oposición que presentase tres nombres para que él escogiese a uno como primer ministro, mientras que los opositores pretendían elegir directamente a una persona.

El pacto garantizaría el que podría ser el primer traspaso pacífico de poderes en el país africano desde la independencia en 1960. Kabila llegó al poder en 2001, en sustitución de su padre, Laurent, que murió asesinado, y se negó a abandonar el cargo el pasado diciembre, tras el aplazamiento de las elecciones previstas para ese mes.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies