La Policía alemana registra una asociación salafista ilegalizada en Baja Sajonia

 

La Policía alemana registra una asociación salafista ilegalizada en Baja Sajonia

Registro policial en una asociación salafista
HOLGER HOLLEMANN/DPA
Actualizado 14/03/2017 12:20:21 CET

El autor del atentado de Berlín estuvo en dicha asociación en Hildesheim

HILDESHEIM (ALEMANIA), 14 Mar. (DPA/EP) -

La Policía alemana ha llevado a cabo este martes una gran redada contra el entorno salafista en Baja Sajonia, en el centro del país, poco después de la prohibición de una asociación.

La asociación Deutschsprachiger Islamkreis Hildesheim e.V. (DIK), ubicada en la localidad de Hildesheim, de 100.000 habitantes, está acusada de radicalizar musulmanes y de motivarlos para participar en la yihad en las zonas de conflicto en Siria e Irak.

El atacante del mercado navideño de Berlín, Anis Amri, que mató a 12 personas al embestir con un camión a los viandantes el pasado mes de diciembre, fue fotografiado allí en febrero de 2016, según publican medios alemanes.

La zona de Goettingen y Hildesheim es conocida desde hace tiempo por las autoridades alemanas como un punto de reunión de salafistas radicales.

Allí residía Abu Walaa, conocido como "predicador del odio" y detenido en noviembre de 2016. El sospechoso, considerado por las autoridades como uno de los principales activos de Estado Islámico en el país, es una de las figuras más influyentes en el entorno islamista en Hildesheim.

"Con la ilegalización de la asociación se acaba con uno de los puntos del entorno salafista radical", ha declarado el ministro de Interior regional, Boris Pistorius. La operación no se ha dirigido contra los muchos musulmanes que viven en paz en Alemania, sino que tiene como objetivo a los fanáticos que se valen de esta religión para apoyar abusos y organizaciones terroristas como Estado Islámico, ha sostenido Pistorius.

En la operación policial, que ha comenzado hacia las 6:00 hora local, han participado 370 agentes y se han registrado las instalaciones de la mezquita de la DIK, así como los pisos de ocho de los miembros líderes de la asociación en la ciudad y en los alrededores. No se ha facilitado información alguna sobre lo incautado en la redada.

La DIK ya fue objeto de registros el pasado año. Lo requisado entonces confirmó la sospecha de que los musulmanes de esta asociación en Hildesheim se habían radicalizado y eran inducidos a viajar a zonas de conflicto en Siria e Irak y unirse allí a Estado Islámico, explicó un portavoz del Ministerio de Interior de Baja Sajonia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies