La Policía confirma que pesaba una orden de deportación contra el presunto autor del ataque de Estocolmo

Atentado con un camión en Estocolmo
REUTERS
Actualizado 09/04/2017 14:02:07 CET

Las víctimas mortales han sido identificadas: dos personas de nacionalidad sueca, una belga y una británica.

Arrestada una segunda persona por "crímenes contra la seguridad nacional".

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Policía sueca ha informado este domingo de que el presunto autor del ataque con un camión perpetrado el pasado viernes en Estocolmo simpatizaba con las ideas del extremismo islámico y ha confirmado que pesaba sobre él una orden de detención para ser deportado.

El individuo, un uzbeco de 39 años de edad, había llegado a solicitar un permiso de residencia en el país hace tres años, según ha informado el jefe nacional de Operaciones Policiales, Jonas Hysing. "Teníamos constancia de que simpatizaba con organizaciones extremistas, entre ellas Estado Islámico", ha hecho saber.

De las siete personas interrogadas por su presunta conexión en el ataque, dos han sido puestas en libertad en las últimas horas, ha confirmado por otro lado el investigador policial Jan Evensson, quien ha manifestado que la Policía está cada vez más segura de que el uzbeco estaba al volante del camión que mató a estas cuatro personas.

"Las pruebas con las que contábamos se han reforzado en las últimas horas y la investigación va muy bien", ha hecho saber en declaraciones durante una rueda de prensa recogidas por el diario 'Aftonbladet'.

No obstante, el fiscal general adjunto del país, Han Ihrman, ha confirmado el arresto de un segundo sospechoso por "crímenes contra la seguridad nacional" y que podría tratarse de un cómplice del uzbeco, aunque no ha dado más detalles.

VÍCTIMAS IDENTIFICADAS

La Policía ha confirmado por otro lado la nacionalidad de las cuatro víctimas mortales del atropello del viernes. Se trata de un británico, dos suecos y un belga, según ha hecho saber el propio Evensson durante su comparecencia.

El ministro de Exteriores de Bélgica, Didier Reynders, había verificado previamente la nacionalidad de su ciudadano fallecido a través de un escueto mensaje en su cuenta de Twitter.

"Lamentablemente perdimos a un compatriota en el ataque de Estocolmo. Extiendo mis condolencias a su familia y amigos", escribió Reynders, sin dar más detalles.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies