La Policía de Egipto detiene al director del portal de noticias Masr al Arabia tras una redada

Publicado 04/04/2018 1:13:47CET

EL CAIRO, 4 Abr. (Reuters/EP) -

La Policía de Egipto ha detenido este martes por la tarde a Adel Sabry, director del portal de noticias Masr al Arabia, en el marco de una redada, según han informado tres periodistas del medio de comunicación.

La redada ha tenido lugar dos días después de que el Consejo Supremo para la Regulación de los Medios impusiera una multa de 50.000 libras egipcias (2.300 euros) por publicar un artículo del diario estadounidense 'The New York Times' sobre presuntas irregularidades durante las elecciones presidenciales celebradas la semana pasada en el país.

Dos periodistas del portal de noticias han señalado que varios agentes de la Policía han asegurado que la redada se debía a que no contaban con el permiso necesario para operar. Sin embargo, ellos han insistido en que el motivo principal residen en la publicación del artículo sobre los comicios, en los que el actual presidente, Abdelfatá al Sisi, ha sido reelegido.

"La página web debería haber comprobado la autenticidad de las noticias o haber comentado con un texto opinativo", ha señalado el consejo en relación al artículo, que alertaba de que algunos votantes fueron inducidos a cobrar por votar.

Sabry fue detenido y se encuentra bajo custodia policial en la comisaría de Dokki, en El Cairo, según han informado fuentes del medio de comunicación a la agencia de noticias Reuters.

La Policía ha indicado que Sabry, acusado de trabajar al frente de un medio sin contar con los permisos para ello, permanecerá bajo arresto hasta que sea presentado ante la Fiscalía. Masr al Arabia es una de las 500 páginas web que han sido bloqueadas durante los últimos meses en Egipto.

Grupos de defensa de los Derechos Humanos han advertido de que esto se debe a una serie de medidas puestas en marcha por el Gobierno contra la libertad de expresión.

La comisión electoral confirmó el lunes la victoria de Al Sisi en el marco de las elecciones presidenciales que se celebraron entre el 26 y el 28 de marzo en Egipto con el 97 por ciento de los votos, a pesar de que la participación fue de tan solo el 41 por ciento.