La Policía emplea cañones de agua y gases lacrimógenos contra manifestantes por el oleoducto en Dakota

 

La Policía emplea cañones de agua y gases lacrimógenos contra manifestantes por el oleoducto en Dakota

La Policía usa cañones de agua contra manifestantes en Dakota del Norte
STEPHANIE KEITH/REUTERS
Publicado 21/11/2016 17:43:00CET

NUEVA YORK/CANNON BALL (DAKOTA DEL NORTE), 21 Nov. (Reuters/EP) -

La Policía ha empleado gases lacrimógenos y cañones de agua contra cientos de manifestantes en Dakota del Norte contrarios a un oleoducto a última hora del domingo y primera hora del lunes pese a las bajas temperaturas, en los últimos incidentes entre las fuerzas del orden y los activistas contrarios al proyecto de 3.700 millones de dólares.

Unos 400 manifestantes subieron al puente Backwater, justo al norte de Cannon Ball, en Dakota del Norte, e intentaron abrirse paso a la fuerza ante la Policía en lo que el departamento del sheriff del condado de Morton ha descrito como "disturbio en curso".

En un comunicado conjunto, varios grupos activistas han denunciado que los manifestantes estaban intentando recuperar el acceso a los cercanos campamentos en Standign Rock para que los servicios de emergencia y el tráfico local puedan moverse con libertad.

La Policía empleó gases lacrimógenos para evitar que los manifestantes cruzaran el puente. Además, las fuerzas del orden también recurrieron a un cañón de agua pese a las bajas temperaturas y dispararon balas recubiertas de goma, dejando algunos heridos.

"Hay temperaturas bajo cero ahora mismo y el departamento del sheriff del condado de Morton está usando un cañón de agua contra nuestra gente; eso es un uso excesivo y potencialmente mortal de la fuerza", ha defendido Dallas Goldtooth, portavoz de Indigenous Environmental Network, una de las organizaciones implicadas en las protestas.

En un comunicado, la oficina del sheriff ha informado de que se realizó un arresto a las 20.30 horas del domingo (3.30 hora españolas), unas dos horas y media desués de que el incidente comenzara a unos 45 kilómetros al sur de Bismarck, la capital de Dakota del Norte. Entre 100 y 200 manifestantes se quedaron después de medianoche.

La protesta es la última en una serie de manifestaciones contra el oleoducto Dakota Access, que los activistas de los americanos nativos y los ecologistas afirman que amenaza los recursos acuíferos y las tierras sagradas de las tribus.

La conclusión del oleoducto, que recorrerá 1.185 kilómetros entre Dakota del Norte e Illinois, fue aplazada en septiembre para que las autoridades federales pudieran volver a examinar los permisos exigidos por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército. La decisión final sobre el permiso ha sido aplazada a la espera de más consultas con la tribu de los sioux.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies