La Policía encarcela a los 150 inmigrantes que protestaron contra la ley que permite retenerlos indefinidamente

Publicado 17/12/2013 18:44:46CET

JERUSALÉN, 17 Dic. (Reuters/EP) -

La Policía israelí ha encarcelado a los 150 inmigrantes africanos que habían abandonado un centro de internamiento en el desierto el pasado domingo para protestar contra una nueva legislación que permite mantenerlos retenidos de forma indefinida.

Ayudados por varias organizaciones de Derechos Humanos, los inmigrantes habían viajado hasta Jerusalén para manifestarse ante el Parlamento israelí, que la semana pasada aprobó una ley que permite a las autoridades mantener a los inmigrantes retenidos en una "instalación abierta" hasta que abandonen el país.

El Gobierno israelí ha indicado que la mayoría de los 50.000 inmigrantes africanos --en su mayoría sudaneses y eritreos-- que han llegado al país atravesando la frontera con Egipto, son trabajadores ilegales que amenazan la estructura social del territorio.

Sin embargo, varios abogados y organizaciones defensoras de Derechos Humanos han asegurado que la mayoría son solicitantes de asilo que han huido de sus países de origen por persecuciones o duras condiciones de vida.

"Venimos de un país en guerra y queremos dignidad. Queremos salvar nuestras vidas. No somos criminales", ha afirmado un manifestante que ha participado en la protesta en declaraciones a Reuters, aunque no ha querido dar su nombre.

La Policía y los oficiales de inmigración han irrumpido en la protesta y ha trasladado a los inmigrantes en autobuses hasta la prisión. Un portavoz policial ha asegurado que pese a que ha habido enfrentamientos de menor importancia, finalmente nadie ha resultado herido.

Por su parte, un funcionario de inmigración israelí ha indicado que los inmigrantes permanecerán en prisión durante los próximos 90 días, por haber violado los términos de custodia en la instalación abierta recientemente construida que decidieron abandonar el domingo.

El centro, situado en un desierto del sur del país, permite a los 400 inmigrantes que fueron trasladados desde una prisión hace una semana abandonar la instalación durante el día y les obliga a regresar por la noche.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies