La Policía de Eslovaquia se incauta del teléfono de una compañera del periodista Jan Kuciak, asesinado en febrero

People attend a protest rally in reaction to the murder of Slovak investigative
REUTERS / RADOVAN STOKLASA - Archivo
Publicado 17/05/2018 4:55:29CET

BRATISLAVA, 17 May. (Reuters/EP) -

Las fuerzas de seguridad de Eslovaquia se han incautado este miércoles del teléfono móvil de Pavla Holcova, una compañera del periodista Jan Kuciak, que fue asesinado junto a su prometida en su vivienda de Bratislava, la capital del país.

Voces críticas con el Gobierno han condenado la decisión y han asegurado que las autoridades han confiscado el teléfono de Holcova, que indicó en febrero que podría haber sido una de las últimas personas en hablar con el periodista de investigación antes de que éste muriera.

En este sentido, el móvil podría ser crucial para resolver la investigación sobre el asesinato, que la Policía ha considerado resultado de un encargo. Las fuerzas de seguridad han explicado que han interrogado a más de un centenar de personas en el marco de la pesquisa en torno al caso, que ha provocado significativas manifestaciones en el país.

"Un fiscal ha solicitado una orden judicial para copiar los datos del teléfono que sean necesarios para el trabajo de la Fiscalía. Holcova ha dado su teléfono de forma voluntaria", ha indicado la oficina del fiscal en un comunicado.

Holcova, por su parte, ha asegurado que "ha ofrecido a la Policía copias de las conversaciones que mantuvo con Kuciak, pero que los agentes han solicitado tener acceso al correo electrónico, así como al resto de aplicaciones del dispositivo desde enero de 2016".

"Me dijeron que si me negaba podría recibir una multa de 1.650 euros. Mi móvil ha sido confiscado y enviado al laboratorio forense de la Europol", ha explicado.

La Policía interrogó a la periodista durante ocho horas el martes y confiscó su móvil haciendo uso de una orden emitida por la Oficina de la Fiscalía, tal y como ha indicado la ONG Proyecto de Denuncia de la Corrupción y el Crimen Organizado.

Asociaciones de la prensa eslovaca y varios medios de comunicación del país han condenado la actuación de la Policía y han alertado de que la protección de las fuentes es el pilar del periodismo.

Kuciak publicó un extenso reportaje de investigación en el que señalaba posibles vínculos entre varios parlamentarios eslovacos y organizaciones criminales italianas.

El documento explica con todo lujo de detalles la supuesta relación criminal entre miembros de la élite política de Bratislava y personas relacionadas con la 'Ndrangheta' de la región italiana de Calabria.

Las primeras investigaciones de la Policía apuntan a que el asesinato del periodista está directamente relacionado con su investigación, pero aún carecen de pruebas definitivas.