La Policía holandesa detiene a 11 personas tras un ataque a un centro para refugiados

Actualizado 11/10/2015 1:02:34 CET

ÁMSTERDAM, 11 Oct. (Reuters/EP) -

La Policía holandesa ha detenido y presentado cargos contra once personas de entre 19 y 30 años supuestamente relacionadas con un ataque perpetrado contra un albergue en el que se alojan refugiados sirios cerca de la ciudad de Utrecht.

En torno a una veintena de hombres lanzaron petardos y huevos contra el albergue que se ha habilitado en un centro deportivo de la ciudad de Woerden a última hora del viernes. Según las autoridades policiales, no se ha registrado ningún herido en el incidente.

El alcalde de la localidad, Victor Molkenboer, ha indicado que el incidente tuvo un "gran impacto" en los refugiados. "Les ha recordado experiencias traumáticas", ha explicado durante una rueda de prensa. Por su parte, el primer ministro, Mark Rutte, ha condenado el ataque, el peor incidente que ha tenido lugar en el país desde que Europa comenzó a recibir grandes oleadas de inmigrantes este año.

Rutte tenía previsto visitar el albergue, que aloja a cerca de 150 refugiados, uno de los más de cien centros temporales que se han habilitado en el país durante las últimas semanas.

Horas antes del ataque del viernes, Rutte hizo pidió calma después de que los residentes de la localidad de Oranje abordaran al viceministro de Justicia, enfadados por la extensión de un albergue para refugiados que no había sido anunciada.

"Podéis enfadaros, pero la violencia o amenazar con ejercerla está fuera de los límites", ha indicado el primer ministro conservador en su rueda de prensa semanal. "Hago un llamamiento para que todos mantengamos la paz y actuemos dentro de los límites de la ley", ha añadido.

LA EXTREMA DERECHA SE AFIANZA

El líder de la formación de extrema derecha Partido de la Libertad, Geert Wilders, que mantiene una férrea postura contra la inmigración, ha avanzado en los sondeos de opinión hasta ubicarse en la primera posición desde que la crisis migratoria en Europa se ha intensificado, situándose con un considerable margen por delante del Partido Popular por la Libertad y la Democracia de Rutte.

Wilders considera que Países Bajos debe cerrar sus fronteras y rechazar a cualquier inmigrante o refugiado, postura que Rutte ha rechazado y condenado como indeseable e ilegal.

Tras un importante incremento en el número de solicitantes de asilo en el país desde finales de agosto, el país ha recibido hasta el momento a 36.000 personas en 2015, cantidad que ya es superior a la totalidad de los 25.000 que llegaron en 2014, según cifras oficiales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies