La Policía investiga la ejecución de dos granjeros de la etnia kachin bajo presunta custodia militar

Publicado 10/03/2018 9:13:12CET

RANGÚN, 10 Mar. (Reuters/EP) -

La policía de Birmania ha anunciado este sábado el inicio de una investigación sobre el asesinato de dos agricultores de etnia kachin quienes parecen haber sido ejecutados de un tiro en la cabeza después de ser detenidos por los militares en el norte del país, marcado por el conflicto entre el Ejército y un grupo separatista de esta minoría.

Los fallecidos vivían en un campamento para desplazados en Maing Hkawng, una aldea a unos 30 km. de la frontera entre Birmania y China. Formaban parte de las 100.000 personas obligadas a abandonar sus aldeas desde la ruptura del fuego entre el Ejército birmano y el Ejército de Independencia de Kachin (EIK) en 2011.

Los cadáveres han sido identificados como Hpaugan Yaw, de 65 años, y Nhkum Naw San, de 35, detenidos por los militares desde el 31 de enero, según los residentes y la ONG Fortify Rights, que entrevistó a dos testigos de su detención.

Los cuerpos fueron hallados en una tumba descubierta el jueves por un grupo de búsqueda civil en un bosque cerca de Maing Khawng. Las autoridades visitaron la tumba el viernes y un médico realizó una autopsia de los cuerpos.

"El caso ha sido archivado en la comisaría de policía de Mansi bajo la sección 302 (del Código Penal birmano), un cargo de homicidio", según el portavoz policial Thura Myo Naung, sin hacer más comentarios dado que el caso todavía estaba bajo investigación.

El Ministerio del Interior ha confirmado en un comunicado publicado en su página de Facebook que los cuerpos tenían "heridas de penetración en la mejilla izquierda" y que la parte posterior de sus cabezas había "explotado".

Los hombres desaparecieron mientras pastoreaban búfalos, según una denuncia de personas desaparecidas presentada el 5 de febrero, dijo la declaración, que no mencionaba la supuesta participación de soldados.

El portavoz militar, el mayor general Tun Tun Nyi, se ha negado a comentar sobre el caso.

Fortify Rights había expresado su preocupación por los dos hombres el mes pasado y citó a dos testigos que dijeron haber visto soldados que los detenían. Un testigo dijo que los soldados trataron incluso de poner uniformes del EIK a los hombres, según el grupo, que mantuvo a los testigos en el anonimato.

Aung Myu San, líder juvenil kachin en Maing Hkawng, ha indicado que el informe de la autopsia aún no estaba disponible, pero que había visto los cadáveres junto con otros residentes. "Cuando fuimos personalmente a mirar, pensamos que parecía un disparo en la boca porque la parte posterior de la cabeza había desaparecido por completo", ha explicado.