La Policía londinense cometió irregularidades en investigaciones de abusos contra menores

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

La Policía londinense cometió irregularidades en investigaciones de abusos contra menores

Publicado 08/11/2016 18:46:51CET

LONDRES, 8 Nov. (Reuters/EP) -

La Policía de Londres cometió irregularidades en al menos dos investigaciones sobre casos históricos de abusos sexuales contra menores, en los que los acusados eran altos cargos políticos cuyas acusaciones se basaron en pruebas ilegítimas o falsas, de acuerdo con un informe elaborado por un antiguo juez del Tribunal Supremo de Londres que ha sido publicado este martes.

Según el informe, elaborado por el ex juez Richard Henriques, los detectives a cargo de las operaciones cometieron "graves errores" en al menos dos investigaciones de casos de abusos sexuales y asesinato de menores.

"Me temo que he de declarar que he encontrado graves errores en la gestión policial de la 'Operación Midland' y la 'Operación Vincente'", ha afirmado Henriques en una carta dirigida al Comisario de la Policía de Londres, Bernard Hogan-Howe.

La denuncia que dio comienzo a la 'Operación Midland' fue realizada en 2014 por un demandante denominado sólo como Nick. Las acusaciones que hizo Nick fueron aceptadas sin miramientos por la Policía londinense y acabaron provocando que dos de los denunciados, el antiguo parlamentario Harvey Proctor y el ex oficial Edwin Bramall, fueran sometidos a un grave juicio mediático. Las autoridades policiales llegaron a registrar sus viviendas sin comprobar la veracidad de las alegaciones del demandante.

En el documento publicado este martes, que cuenta con 491 páginas, Henriques ha hecho un análisis de ambas operaciones policiales y ha encontrado al menos 43 "errores graves" en la gestión policial de ambos casos. El principal problema de la 'Operación Midland' fue que la Policía creyó a Nick sin comprobar las incoherencias que había en sus declaraciones e informó a los medios de comunicación antes de hacerlo.

En la 'Operación Vincente' las autoridades policiales cometieron errores muy similares, en este caso relacionando a Leon Brittan, antiguo secretario de Interior durante el mandato de Margaret Thatcher. Brittan murió el año pasado sin saber que no tendría que presentarse a juicio.

El comisario londinense ha emitido una disculpa pública dirigida a todos los posibles afectados. "Reconozco completamente que el señor Proctor, Lord Brittan y Lord Bramall son inocentes de los cargos de los que fueron acusados durante la 'Operación Midland'", ha dicho Hogan-Howe, quien ha anunciado que se retirará el año que viene.

El jefe de la Policía capitalina ha añadido que los investigadores deberían haber comprobado la credibilidad de las acusaciones de Nick antes de hablar con la prensa y permitir que registrasen las viviendas de los acusados.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies