El policía que mató a un adolescente negro en Texas se entrega para ser juzgado por asesinato

Publicado 06/05/2017 9:00:08CET

NUEVA YORK, 6 May. (EUROPA PRESS) -

Roy Oliver, un agente de Policía de Texas cesado el martes después de que matara de un disparo a un adolescente negro de 15 años, se ha entregado este viernes horas después de que se emitiera una orden de arresto en su contra por asesinato, según informan los medios locales.

Oliver se ha entregado en la comisaría de Parker County Jail, en Weatherford, al oeste de Dallas, pero posteriormente ha sido puesto en libertad bajo fianza, tras pagar 300.000 dólares, según informa la cadena WFAA, filial de ABC.

El comisario de Policía de Balch Springs, Jonathan Haber, había anunciado el martes que Oliver había sido despedido tras casi seis años de servicio como consecuencia de la muerte de Jordan Edwards.

Los hechos se produjeron el pasado 29 de abril, cuando la Policía respondió a una alerta por la presencia de menores presuntamente borrachos en una residencia en Balch Springs. Según la versión policial, el vehículo en el que estaba Edwards intentó alejarse de los agentes, por lo que Oliver abrió fuego, alcanzando al adolescente, que iba en el asiento de copiloto, en la cabeza.

El agente se ha entregado horas después de que el departamento del sheriff del condado de Dallas emitiera el viernes una orden de arresto por el disparo que costó la vida a Jordan Edwards. Según ha explicado una portavoz, la orden se emitió porque hay "pruebas que sugieren que Oliver pretendría causar graves lesiones en el cuerpo y cometer un acto claramente peligroso para una vida humana que causó la muerte de una persona".

La familia del menor ha publicado un comunicado expresando su satifacción por la orden de arresto contra Oliver. "Aunque esto no quita el terrible dolor causado por la pérdida de un hijo, hermano y amigo, el anuncio de que se ha emitido la pertinente orden para el arresto de Roy Oliver por el cargo de asesinato ha traído un poco de alivio en un momento de intensa pena".

"Aunque somos conscientes de que quedan obstáculos significativos por delante en el camino hacia la justicia, esta acción trae esperanza en que el sistema de justicia se plegará ante el abrumador peso de nuestra frustación", ha añadido la familia de Edwards.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies