La Policía paraguaya niega toda implicación en el asesinato del líder político juvenil Rodrigo Quintana

Publicado 01/04/2017 9:43:28CET

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Policía de Paraguay ha negado toda responsabilidad en el asesinato de un líder local del ala juvenil del Partido Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), identificado como Rodrigo Quintana, durante un asalto policial a una sede del partido en Asunción, la capital del país, inmerso en una grave crisis política por una polémica votación que abre el camino a la reelección del presidente, Horacio Cartes.

"No usamos armas solo tomamos detenidos, los llevamos hasta la sede de Investigación y luego hasta la Agrupación Especializada", ha afirmado a Radio Cardinal el comisario de Policía Tomás Paredes Palma, quien indicó que los agentes se habían desplazado al lugar tras recibir una llamada de auxilio desde la misma sede.

Paredes reiteró que sus subordinados no usan armas largas y puntualizó, en declaraciones a la emisora recogidas por el diario paraguayo ABC, que sus agentes se pondrán a disposición en caso de ser convocados en el marco de la investigación de la muerte.

Por otro lado, testigos y fuentes del partido acusaron a la Policía de abrir fuego deliberadamente contra Quintana, líder de las juventudes del partido en distrito de La Colmena, departamento de Paraguarí, quien se encontraba refugiado en la sede del partido junto a varios compañeros cuando los agentes forzaron la puerta y ordenaron al grupo que se echara cuerpo a tierra antes de disparar al joven.

Los agentes abandonaron el lugar y dejaron, según de nuevo estos testigos, a Quintana agonizando en el suelo mientras sus compañeros intentaban reanimarlo. Quintana murió finalmente en un hospital de la capital.

La senadora Desirée Masi indicó que Quintana habría recibido al menos ocho impactos de bala en el cuerpo, producto de los disparos que efectuaron los agentes policiales que ingresaron al recinto. Igualmente otras personas resultaron lesionadas por culatazos de escopeta.

CRISIS EN PARAGUAY

Esta madrugada, varios manifestantes congregados en las inmediaciones del Congreso Nacional de Paraguay han prendido fuego al edificio tras conocer una votación que da comienzo al procedimiento para permitir que el presidente Cartes pueda ser reelegido en el cargo, en una sesión que sus compañeros de la cámara alta han tachado de ilegítima y que ha provocado fuertes protestas.

Un total de 25 senadores pertenecientes al gobernante Partido Colorado, al PLRA y al Frente Guasú se han reunido a puerta cerrada en el despacho de esta última formación política para votar la enmienda constitucional, abriendo el camino para su aprobación final en plebiscito.

El objetivo es eliminar el artículo 229 de la Norma Fundamental, que establece un mandato "improrrogable" de cinco años para presidente y vicepresidente. "No podrán ser reelectos en ningún caso", reza el precepto.

Cartes, que llegó al cargo el 15 de agosto de 2013 tras la crisis política desatada por la destitución de Fernando Lugo por abandono del cargo, sería el principal beneficiado por esta enmienda de la Carta Magna, ya que podría concurrir a las elecciones del próximo año.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies