La Policía vuelve a participar en la guerra contra las drogas en Filipinas

Rodrigo Duterte
REUTERS
Publicado 29/01/2018 12:05:13CET

MANILA, 29 Ene. (Reuters/EP) -

Los agentes de Policía filipinos han vuelto a participar en 'Oplan Tokhang', la radical campaña contra las drogas emprendida por el presidente del país, Rodrigo Duterte.

El jefe de la Policía, Ronaldo dela Rosa, ha asegurado que no habrá violencia si los infractores no oponen resistencia a su arresto, pero ha asegurado que no puede prometer "una campaña antidrogas infalible sin derramamiento de sangre". Después de todo, tal y como ha puesto de manifiesto el jefe nacional de Policía, los agentes "no lidian con gente en sus cabales".

En el marco de la campaña, los agentes visitan los hogares de sospechosos de ser consumidores y traficantes y les detienen. Además, también llevan a cabo las 'redadas de las compras', operaciones secretas en las que hacen redadas en lugares de venta de estupefacientes y en laboratorios ilegales.

Los activistas a favor de los Derechos Humanos han manifestado que, en muchas de estas operaciones, no se les da ninguna oportunidad a estos sospechosos para rendirse, sino que directamente se les ejecuta. Por su parte, la Policía insiste en que los detenidos mureren porque se resisten de forma violenta a su arresto.

Alrededor de 4.000 sospechosos han muerto en tiroteos con los agentes desde junio de 2016, cuando Duterte tomó posesión. Los datos de la Policía muestran que 85 agentes han muerto en la guerra contra las drogas. Más de 1,2 millones de personas se han entregado tras las visitas de la Policía.

Duterte ha tenido que detener las operaciones antidroga de la Policía en dos ocasiones debido a las dudas en torno a un uso excesivo de la fuerza. El jefe nacional de Policía ha destacado que, en el pasado, se ha sorprendido a agentes pidiendo sobornos a cambio de nombres de las listas que habían confeccionado.

Para reforzar la transparencia esta vez, Dela Rosa ha invitado a defensores de Derechos Humanos, sacerdotes y medios de comunicación a participar en el programa de visitas. El jefe de Policía ha destacado que los agentes tienen que someterse a un procedimiento de evaluación para eliminar a los policías 'fraudulentos'.

"Esperamos que sea menos controvertido, porque la polémica puede provocar que se pierda de vista la verdadera intención del programa, que es la lucha contra las drogas peligrosas", ha reconocido Harry Roque, el portavoz de Duterte, en una conferencia de prensa regular.

En el dialecto de Davao, la ciudad al sur de Filipinas, 'Tokhang' -del nombre de la campaña antidrogas, 'Oplan Tokhang'- es una combinación de las palabras 'golpear' y 'suplicar'.