Polonia buscará formas de ser compensada por los destrozos de la II Guerra Mundial

Foto de Archivo de los ministros de Exteriores de Polonia y Alemania
REUTERS / FRANCOIS LENOIR
Publicado 21/03/2018 12:49:25CET

VARSOVIA, 21 Mar. (Reuters/EP) -

Polonia estudiará maneras para conseguir una compensación por la destrucción que sufrió el país durante la II Guerra Mundial, según ha declarado el ministro de Exteriores polaco, Jacek Czaputowicz, este miércoles.

"Hay que hablar sobre cómo hay que compensar a los polacos por las pérdidas sufridas durante la II Guerra Mundial", ha declarado Czaputowicz ante el Parlamento al hablar sobre las relaciones entre Alemania y Polonia.

"Buscaremos maneras legales, políticas y económicas de (obtener) nuestra debida compensación", ha añadido el ministro, al explicar sus objetivos de política exterior para 2018.

El jefe de la Comisión de Reparaciones del Parlamento polaco,
Arkadiusz Mularczyk, ha declarado que Polonia tiene derecho a reclamar indemnizaciones de Alemania con un valor aproximado de 690.000 millones de euros por daños materiales y víctimas mortales durante la II Guerra Mundial.

Expertos legales del Parlamento alemán dijeron en 2017 que Varsovia no tiene derecho a exigir reparaciones. Según los analistas, si bien el Gobierno polaco no ha reclamado directamente las reparaciones de guerra al país vecino, el asunto podría acabar tensando las relaciones entre las dos administraciones. Después de todo, Alemania es el socio comercial más grande de Polonia y Polonia es el miembro de la Unión que recibe más fondos de ayuda de la misma.

La Alemania nazi y la Unión Soviética atacaron y ocuparon Polonia en 1939. Los nazis mataron a la mayoría de 3,2 millones de los judíos que vivían en este país. Polonia nunca se rindió y perdió a tres millones de sus ciudadanos no judíos durante la guerra, incluyendo a muchos sus intelectuales y de los miembros de su élite. La capital del país, Varsovia, fue arrasada por los nazis en 1944 después de una revolución fallida en la que murieron 200.000 civiles.