La Iglesia reconoce que sí existen pruebas que vinculan al nuevo arzobispo con el antiguo régimen comunista

Actualizado 05/01/2007 14:43:32 CET

VARSOVIA, 5 Ene. (EP/AP) -

La Iglesia Católica Romana polaca admitióhoy que existen pruebas de que el nuevo arzobispo de Varsovia, Stanislaw Wielgus, colaboró con la Policía secreta en la Polonia Comunista, aunque también reveló que no hay evidencias de que sus actos perjudicaran a nadie.

La Iglesia polaca ordenó la constitución de una comisión que estudiara estas supuestas implicaciones de Wielgus durante la década de los 70 y los 80 después de que tres publicaciones polacas le acusaran de pasar información sobre otros sacerdotes al antiguo régimen, ensombreciendo así su nombramiento para el arzobispado de Varsovia el 6 de diciembre por parte del Vaticano.

"Existen numerosos e importantes documentos que confirman la consciente y secreta cooperación con los órganos de seguridad de la Polonia comunista", aseguraron desde dicha comisión.

Sin embargo, ningún miembro de la Iglesia se ha pronunciado aún sobre si la investidura de Wielgus como arzobispo, que estaba programada para el próximo domingo, seguirá adelante o será suspendida.