Polonia y la UE se enzarzan en una nueva polémica por una marcha con carteles de políticos ahorcados

Contador
Beata Szydlo
REUTERS / AGENCJA GAZETA
Publicado 27/11/2017 16:10:55CET

BRUSELAS, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Beata Szydlo y la Unión Europea se han enzarzado en una nueva polémica a raíz de una manifestación de extrema derecha que tuvo el lugar el pasado sábado, en la que se mostraron pancartas en las que aparecían eurodiputados polacos ahorcados.

El origen de la polémica es la manifestación celebrada el pasado 11 de noviembre por el Día de la Independencia de Polonia, que contó con la participación de 60.000 personas, algunas de las cuales lucieron carteles con eslóganes racistas como "sangre pura, mente clara" y "Europa será blanca o quedará vacía".

En respuesta, la Eurocámara aprobó una resolución en la que insta al Gobierno polaco a condenar "la marcha xenófoba y fascista". Algunos miembros del gobernante Partido Ley y Justicia (PiS) criticaron estas proclamas, pero la oposición considera que ha sido una reacción insuficiente.

El pasado sábado, decenas de personas volvieron a tomar las calles en la ciudad de Katowice, en el sur de Polonia, para criticar la respuesta del Parlamento Europeo y exhibieron pancartas en las que se podía ver fotomontajes de seis eurodiputados polacos de la opositora Plataforma Cívica ahorcados.

Esta situación ha llevado al presidente de la Eurocámara, el italiano conservador Antonio Tajani, a anunciar que va a escribir a la primera ministra polaca, Beata Szydlo, para pedirle que garantice la seguridad de los eurodiputados y expresar su rechazo a lo ocurrido.

Los miembros electos de la Eurocámara deben poder "expresar sus opiniones con independencia, sin amenazas", ha escrito Tajani en su perfil oficial de Twitter, para después situarse en contra de quienes "extienden el odio exhibiendo imágenes indignantes de políticos ahorcados".

"Alguien tiene que condenar lo que ha pasado en Katowice", ha dicho Szydlo. Sin embargo, al mismo tiempo ha avanzado que, si Tajani realmente le escribe, aprovechará para pedirle que "eche un ojo a los eurodiputados que insultan y difaman a Polonia".

El ministro de Justicia polaco, Zbigniew Ziobro, ha asegurado en la emisora pública Trojka que la Fiscalía investigará el caso de Katowice. Ziobro ha aclarado que no le gusta lo que ha pasado, pero ha responsabilizado parcialmente a la oposición porque en sus protestas también llevan a cabo actos de "agresión".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies