Banco Popular quiere aumentar su cuota de mercado en Portugal y no descarta adquisiciones

Actualizado 22/05/2007 13:41:30 CET

LISBOA, 22 May. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro) -

El Banco Popular quiere reforzar su posición en Portugal y duplicar su cuota de mercado en un plazo de tres años a través del crecimiento orgánico, aunque no descarta la vía de las adquisiciones por un precio justo y sin carácter hostil, afirmó el presidente del consejo de administración del banco en Portugal, Joao Filipe de Lima Mayer, en entrevista publicada hoy en "Diario Económico".

Actualmente, el banco tiene una cuota de mercado ligeramente superior al 2,5% en Portugal, con una red de sucursales que a finales de año alcanzará las 230 oficinas. El objetivo a medio plazo es duplicar la cuota en tres años y superar las 400 sucursales.

El presidente en Portugal del tercer banco español admitió haber mantenido conversaciones con los responsables de algunas instituciones financieras portuguesas, aunque recuerda que el interés del banco es crecer por la vía orgánica.

"Tenemos como objetivo crecer con eficiencia y de forma rentable, de acuerdo con una estrategia de no hostilidad, eso sería un error, incluso por razones políticas", afirmó Lima Mayer.

En su opinión, es posible crecer de forma orgánica en Portugal, a pesar del tamaño del mercado. Sin embargo, recuerda que la entrada del Popular en el país fue a través de la compra a Américo Amorim, mayor accionista privado del Banco Popular en España, del Banco Nacional de Crédito Inmobiliario (BNC), por lo que no descarta la posibilidad de avanzar con nuevas adquisiciones.

"Queremos crecer, orgánicamente o por adquisición, si pudiésemos, y a un precio razonable. Si aparece una operación similar a la que se hizo con el BNC, avanzaremos", afirmó el presidente.

LOS CANDIDATOS

Lima Mayer, señala que la fallida Oferta Pública de Adquisición (OPA) hostil que el Banco Comercial Portugués (BCP) lanzó sobre el Banco Portugués de Inversión (BPI) ha abierto la puerta a nuevas "oportunidades de adquisición" para otros agentes del sector, pero precisó que la entrada no debe realizarse de manera hostil.

El responsable consideró que los bancos portugueses "están caros" debido a la especulación sobre posibles movimientos de fusiones y adquisiciones a escala mundial.

El rotativo señala como posibles objetivos del Banco Popular a entidades de pequeña dimensión, como el Banif, Finibanco y Banco Portugués de Negocios (BPN).

El principal problema del Banif es que el empresario Horacio Roque es su principal accionista con el 60% de las acciones y ya ha dicho en varias ocasiones que no vende. Además, el precio de sus acciones en bolsa lo convierte en un banco caro. En 2006 obtuvo unos beneficios de 78 millones de euros.

El BNP está controlado por el holding Sociedad Lusa de Negocios, que cuenta con más de 400 accionistas. Tiene una red de sucursales considerable, más de 200 por todo el país. El problema, su presidente José De Oliveira y Costa, que afirmó la semana pasada que "mientras yo esté vivo, el BPN será siempre portugués".

Finibanco tiene a Álvaro da Costa Leite como principal accionista con más del 70% del capital social y dice que no está en venta. Sin embargo, hace tiempo surgieron rumores sobre una posible fusión con el Banco Popular. En 2006, la institución lusa obtuvo unos beneficios de 21,1 millones de euros. Además, el Banif, que controla el 8%, tiene autorización para comprar hasta un 20%.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies