Una ola de calor pone en alerta a Portugal, que puede alcanzar temperaturas superiores a los 40 grados

Actualizado 10/07/2006 15:45:53 CET

LISBOA, 10 Jul. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro) -

Las autoridades portuguesas han decretado la alerta naranja en seis de los dieciocho distritos del país debido a las altas temperaturas que desde el sábado sufre Portugal, que se espera que superen los 40 grados centígrados. Esta situación, que supone un riesgo elevado para la salud, especialmente de los niños y ancianos, deberá mantenerse al menos hasta el miércoles, según anunció hoy el Instituto Nacional de Meteorología (INM) luso.

Los distritos de norte a sur del interior del país (Bragança, Guarda, Castelo Branco, Portalegre, Evora y Beja) son los que sufrirán más intensamente las altas temperaturas, que podrían superar los 40 grados.

Por eso, el Servicio Nacional de Bomberos y Protección Civil ha recomendado a las personas mayores, bebés y niños que beban mucho líquido, que vistan ropas frescas y que eviten salir de casa en las horas de más calor. A las personas con problemas cardiovasculares se les recomienda que tengan las piernas en alto el mayor tiempo posible.

En caso de que no se pueda evitar la exposición al sol las autoridades recomiendan el uso de gorros, protección solar, ropa de colores claros y disminución del esfuerzo físico.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies