Sin pistas "seguras" sobre el rastro de Madeleine, una semana después de su desaparición

Actualizado 10/05/2007 23:28:35 CET

La búsqueda sobre el terreno entra en su fase final

FARO (PORTUGAL), 10 May. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro) -

La policía portuguesa sigue sin tener pistas "seguras" sobre el paradero de la niña inglesa de tres años que hace una semana desapareció de una habitación del hotel de Praia da Luz, en el Algarbe, en la que dormía junto a sus dos hermanos mellizos, mientras que sus padres cenaban en un restaurante cercano.

En rueda de prensa, las autoridades lusas indicaron que los padres y amigos de Madeleine han estado hoy declarando, por segunda vez, en la sede de la Policía Judicial (PJ), pero simplemente para ayudar a la policía a "aclarar pormenores", matizó. "No hay ningún tipo de sospecha sobre ellos", subrayó el portavoz de la PJ, el inspector jefe Olegário Sousa.

Desde que desapareció Madeleine hace una semana, la falta de información por parte de las autoridades, como consecuencia del secreto de sumario, al que están sometidos por ley, ha sido la tónica general.

Sin embargo, hoy la PJ anunció la próxima divulgación de una foto de un pijama idéntico al que llevaba la pequeña la noche en que desapareció. También hoy se conoció el retrato robot del supuesto secuestrador, aunque poco puede aportar ya que sólo indica el perímetro de un rostro ovalado, en el que no hay más rasgo físico que el pelo, peinado con la raya a la derecha y un leve flequillo en capa.

Además, indicaron que --tras siete días de búsqueda sobre el terreno-- se inspeccionó una superficie de más de 200 kilómetros cuadrados con la participaron directa de 150 agentes, al tiempo que se usaron todos los efectivos necesarios, por lo que "las búsquedas diarias están en su fase final", indicó el portavoz, sin aportar más explicaciones.

La policía insiste en que se trata de un "crimen grave" y aunque están estudiando numerosas pistas "no hay ninguna certeza" sobre ellas. La PJ sigue investigando la hipótesis de que en el rapto de Madelaine estén implicados algunos extranjeros, residentes en el Algarbe, y con conexiones con redes pederastas.

RUMORES

La falta de información por parte de las autoridades portuguesas está alentando la aparición de muchos rumores, siempre a partir de fuentes no identificadas.

Hoy 'Correio da Manha', como otros diarios, indicó que la PJ buscaba a dos hombres y una mujer que conducían un coche británico y que fueron grabados por una cámara de vigilancia de una gasolinera cercana a la Praia da Luz. El número de la matrícula había sido distribuido a las policías europeas y a la Interpol, información que no fue comentada por las autoridades.

Otro de los rumores del día fue que un pueblo español, situado entre Huelva y Sevilla, estaba cercado por la policía, a petición de las autoridades lusas, información que sí fue desmentida por el inspector jefe de la PJ, tras asegurar que "no hay ninguna operación de las autoridades españolas relacionada con esta investigación".

También la organización no gubernamental británica Crimestoppers anunció que tiene nuevas informaciones "muy útiles" sobre la desaparición de Madeleine que obtuvo a través de su línea telefónica --habilitada para recoger testimonios de personas que puedan ayudar a resolver crímenes-- y que ha entregado a la policía.

Este suceso ha conmocionado a la población de Portimao, una pequeña localidad próxima a Faro, a unos 300 kilómetros de Lisboa. Hoy más de un centenar de personas asistieron emocionadas a una misa anglicana en la iglesia católica de Praia da Luz, en solidaridad con la familia McCann, que asistió a la ceremonia, presidida por una gran vela encendida y una fotografía de la pequeña junto a la imagen de la Virgen de Fátima.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies