Merkel destaca que el uso de la violencia "es inaceptable" y no es una manera de discutir

Actualizado 06/02/2006 15:19:01 CET

BERLIN, 6 Feb. (EP/AP) -

La canciller alemana, Angela Merkel, hizo hoy un llamamiento a acabar con la violencia en las protestas que se están registrando en todo el mundo por la publicación por varios diarios europeos de caricaturas de Mahoma.

"Es importante para nosotros dejar claro que el uso de la violencia no es aceptable", declaró Merkel antes de reunirse con su partido, la CDU. "Entiendo que, cuando se dañan los sentimientos religiosos, puede expresarse la violencia, pero esta no es un medio para discutir", añadió.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, dijo hoy que Alemania intentará utilizar sus contactos con los países árabes para enfriar la violencia. Según el ministro, no es cuestión de romper las relaciones diplomáticas con los países en los que se han producido actos de violencia. "No podemos permitir que este argumento se convierta en una batalla entre culturas", previno Steinmeier.

El portavoz del Ministerio de Exteriores, Martin Jaeger, señaló que Alemania ha hecho "lo posible y necesario" para proteger sus embajadas en Oriente Próximo y ha comenzado a advertir a las personas que viajan a la región de que eviten las concentraciones públicas por el riesgo de más violencia.

Preguntado sobre si los gobiernos de los países musulmanes han animado las protestas, Jaeger afirmó que los países anfitriones son responsables de proteger las embajadas. Según Jaeger, los responsables de seguridad de la UE se reunirán hoy para coordinar su respuesta. "Esta es una situación amenazadora para países miembros individuales, y estos no pueden ser dejados solos", añadió.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies