París pide a los países árabes que se expreen con "moderación" sobre la crisis de las caricaturas

Actualizado 06/02/2006 11:43:30 CET

PARIS, 6 Feb. (Del corresponsal de EUROPA PRESS, Javier Gómez Muñoz) -

El ministro de Asuntos Exteriores francés, Philippe Douste-Blazy, hizo hoy una llamada a la calma y reclamó a los países árabes una mayor "moderación" a la hora de expresarse sobre la polémica de las caricaturas de Mahoma aparecidas en la prensa europea.

"No hay ninguna religión en el mundo que pida matar o quemar banderas", razonó Douste-Blazy, para quien el mensaje religioso debe ser justo en sentido "contrario". "Basta ya de odio e intolerancia", exclamó el dirigente galo.

"Pido a todos los países árabes que hablen con moderación. Calmemos los ánimos", manifestó el titular de Exteriores, entrevistado por la radio pública France Inter. El responsable de la diplomacia gala considera que hay que poner fin a la "escalada" de tensión que llevó, este fin de semana, a la quema de varios consulados y embajadas occidentales en Beirut y Damasco.

"La guerra de religiones no debe existir", exhortó Douste-Blazy. "Hay gente que quiere hacer política con la religión. Son fanáticos", añadió el responsable francés. En su opinión, "el diálogo de culturas, de civilizaciones y de religiones es el gran combate del siglo XXI".

Douste-Blazy calificó de "evidentemente escandalosa" la equiparación entre el mundo islámico y el terrorismo y admitió que "hay quienes piensan que todo musulmán es un terrorista". Y agregó que con esta crisis "se frotan las manos" quienes creen en una "guerra de civilizaciones".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies