La UE subraya que la libertad de prensa no es "negociable" y expresa su solidaridad con Dinamarca

Actualizado 15/02/2006 13:35:42 CET

La Eurocámara pide ejercer este derecho con "responsabilidad y respeto" hacia todas las creencias religiosas

ESTRASBURGO (FRANCIA), 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

La presidencia de turno del Consejo Europeo, la Comisión Europea y representantes de todos los grupos políticos de la Eurocámara defendieron hoy en el pleno celebrado en Estrasburgo la libertad de prensa como un valor fundamental.

Al tiempo, reclamaron respeto para todas las creencias religiosas y expresaron su solidaridad con Dinamarca por los ataques sufridos tras el malestar que han causado en el mundo musulmán la publicación de las viñetas de Mahoma.

La Eurocámara celebró hoy un debate sobre este asunto y mañana aprobará una Resolución en la que se defiende el ejercicio de la libertad de expresión "con responsabilidad" y con respeto a los Derechos Humanos y a las creencias religiosas.

"La libertad de expresión forma parte de los valores europeos. La libertad de expresión no es negociable y, como todas las libertades, su salvaguarda depende de la responsabilidad de los individuos", proclamó el jefe del Ejecutivo comunitario, Jose Manuel Durao Barroso, quien reclamó a continuación el mismo respeto para la libertad religiosa.

"La libertad religiosa tampoco es negociable", continuó. "Es un derecho fundamental de individuos y comunidades que requiere respeto hacia todas las religiones y convicciones", apuntó Barroso.

También condenó el boicot comercial contra Dinamarca y expresó su solidaridad con el Gobierno danés. "Un boicot contra los productos daneses es, por definición, un boicot contra los productos europeos", remachó.

Asimismo, puso de relieve que la sociedad europea se basa en una "clara distinción entre política y religión" y que, desde este punto de vista, el ser humano es libre, independiente y responsable".

En nombre del Consejo y en la misma línea, el secretario austriaco de Asuntos Exteriores, Hans Winkler, destacó que se ha luchado mucho tiempo para lograr la libertad de expresión y que ahora no se puede "socavar".

Winkler recordó que, entre las iniciativas adoptadas por Austria para recuperar el diálogo con los países musulmanes, la próxima reunión del grupo de alto nivel creado en Naciones Unidas sobre la Alianza de Civilizaciones tendrá lugar en Viena.

En nombre de los socialistas intervino el ex primer ministro danés Poul Nyrup Rassmussen que criticó las caricaturas porque, a su juicio, no representan la posición del pueblo danes, así como la decisión del Gobierno de no recibir a los líderes musulmanes.

Rassmusen pidió "no atizar el fuego de los extremistas", unir todas las fuezas para mantener un diálogo firme con todos pueblos y todas religiones y evitar el choque entre civilizaciones. "No tenemos que pensar en la imposición de sanciones, no podemos seguir con esta oleada de provocaciones sino crear un diálogo constructivo que nos permita seguir adelante", defendió.

ANALIZAR EL ISLAM

El presidente del PPE, Hans-Gert Poettering, propuso crear una comisión de expertos, en la que participe el secretario general de Naciones Unidas, para analizar el Islam en los libros de texto y examinar hasta qué punto se están transmitiendo símbolos a través de ellos.

Para los liberales, el principal mensaje que hay que lanzar es la salvaguarda de la libertad de expresión y el rechazo a la idea de que los gobiernos tienen que "disculparse" en nombre de los medios de comunicación independiente.

Daniel Cohn-Bendit, líder de los Verdes, criticó, por su parte, que algunas empresas, entre las que mencionó a la francesa Carrefour, se hayan desmarcado de las expresiones de solidaridad frente al boicot comercial contra Dinamarca y hayan proclamado en los países árabes que no son daneses sino franceses.

RESPONSABILIDAD Y RESPETO

El borrador de Resolución redactado por todos los grupos de la Eurocámara y que se votará mañana sostiene que la libertad de expresión debe ejercerse "con responsabilidad y respeto a los derechos humanos y sentimientos y creencias religiosas ya se trate de islamismo, cristianismo, judaísmo u otro tipo de religión".

Deja claro que la libertad de expresión y la independencia de la prensa como derecho universal no puede minase por individuos o grupos que se sientan ofendidos por lo que se haya dicho o escrito.

En este contexto, expresa el respeto por quienes se han sentido ofendidos al ver las caricaturas de Mahoma, pero puntualiza que ese sentimiento debe de expresarse por los cauces existentes en las legislaciones nacionales y europeas.

El texto del PE condena con firmeza que se hayan quemado embajadas de Estados miembros, deplora el fracaso de algunos gobiernos para prevenir actos de violencia y la tolerancia que han mostrado otros con los ataques. A todos ellos les pide que muestren claramente y con hechos que este tipo de incidentes no se repetirán en el futuro.

También pone de relieve que, en muchos de los países donde se han producido manifestaciones violentas contra las caricaturas, "se viola frecuentemente la libertad de expresión y la libertad de reunión".

Lamenta que los grupos extremistas saquen provecho de la actual escalada de tensión y hayan usado la cuestión de las viñetas como un pretexto para incitar a la violencia pero también explicita que la mayoría de la población tiene una "visión diferente" y es partidaria de la paz, la estabilidad y el intercambio comercial y cultural más que del "caos y la violencia".

En el documento se lamenta también el aumento de la propaganda antisemita y anti-israelí en algunos países árabes y en Irán, reclama volver a recuperar un clima de diálogo constructivo y pacífico y apuesta por la promoción intercultural e interreligiosa.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies