La presidenta de Corea del Sur acepta la dimisión de su ministro de Justicia

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

La presidenta de Corea del Sur acepta la dimisión de su ministro de Justicia

Park Geun-hye
YVES HERMAN / REUTERS
Publicado 29/11/2016 2:01:44CET

MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de Corea del Sur, Park Geun Hye, ha aceptado este lunes la dimisión de su ministro de Justicia, Kim Hyun Woong, quien la semana pasada se ofreció a abandonar su cargo después de que la presidenta fuera declarada cómplice por parte de la Fiscalía en un escándalo de corrupción que estalló tras la detención de una de sus confidentes.

El Ministerio ha anunciado que este martes realizará una ceremonia para oficializar la salida de Kim de la cartera, momento tras el cual el viceministro se hará cargo del puesto, según ha informado la agencia surcoreana de noticias, Yonhap.

Entre otras cuestiones, el ministro de Justicia se encarga de supervisar el departamento de la Fiscalía estatal, la misma que la semana pasada señaló a la mandataria como cómplice en el caso de corrupción que estalló tras la detención de su confidente.

La oficina presidencial ha expresado en varias ocasiones su descontento por la investigación que se ha lanzado contra la mandataria, asegurando que se trata de una pesquisa injusta y políticamente sesgada. De hecho, los observadores creen que las discordias entre la Fiscalía y la oficina presidencial son las que han llevado a la dimisión de Kim.

Por su parte, la asesora Choi Jai Kyeong, que aconseja a la Presidencia en asuntos de seguridad, ofreció también su dimisión a Park, si bien la mandataria no la ha aceptado.

Antes de pronunciarse sobre Park, la Justicia surcoreana imputó formalmente a Choi Soon Sil, la confidente de Park con la que estalló el polémico caso, y a sus exasesores presidenciales An Ghong Bum y Jeong Ho Seong, por abuso de poder.

Choi, hija de Choi Tae Min, fallecido mentor de la dirigente surcoreana, está bajo investigación por emplear supuestamente su enigmática relación con Park para apropiarse de millones de dólares de varios conglomerados surcoreanos --los conocidos como 'chaebol', como Samsung o Hyundai-- y desviarlos a dos ONG bajo su control.

Las autoridades acusan a An y a Jeong de tratar de presionar a compañías locales para donar decenas de miles de millones de wones a dos fundaciones sin ánimo de lucro, Mir y K-Sports, en las que ambos tenían participación.

Este dinero se cree que fue ilegalmente transferido a Choi --que, si bien es cercana a Park, nunca tuvo ninguna posición en el Gobierno--.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies