El presidente de Botsuana recibe el premio de Survival al 'Racista del año 2016'

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

El presidente de Botsuana recibe el premio de Survival al 'Racista del año 2016'

El presidente de Botsuana, Ian Khama.
REUTERS
Publicado 03/10/2016 11:52:52CET

MADRID, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

La ONG Survival International ha concedido su premio 'Racista del año 2016' al presidente de Botsuana, Ian Khama, por haber sugerido que los bosquimanos del desierto de Kalahari son inferiores en la escala evolutiva por vivir "atrasados y de forma primitiva".

La organización, que concede este premio anual a aquella persona que muestre un mayor grado de prejuicio contra los pueblos indígenas y tribales, ha denunciado en varias ocasiones los ataques y vulneraciones de los Derechos Humanos sufridos por los bosquiamos en la región, donde les ha sido negado continuamente el acceso a sus tierras, de las que fueron expulsados en 1997, 2002 y 2005.

"El historial de abusos del general Khama contra los bosquimanos no tiene rival. Su racismo fomenta claramente la persecución de estas tribus", ha afirmado en un comunicado el director de Survival International, Stephen Corry.

"Khama expresa abiertamente opiniones propias de la era colonial y se hace eco de la clase de comentarios intolerantes que hacían los imperialistas británicos. Esperamos que este premio sirva para prestar más atención al racismo anti-indígena y para presionar a su Gobierno a tratar mejor a los bosquimanos", ha añadido.

Según la ONG, la mayoría de ellos todavía vive en condiciones de pobreza en campos de reasentamiento gubernamentales a pesar de que el Tribunal Supremo dictaminó en 2006 que tenían derecho a su tierra. Los bosquiamos han sido acusados de "furtivos" por sus métodos de supervivencia.

En agosto de 2016, Survival denunció que las fuerzas de seguridad de Botsuana dispararon desde un helicóptero a un grupo de cazadores que se encontraban cazando antílopes, una práctica prohibida por el Gobierno.

La ONG espera que la presión ejercida sobre el Gobierno de Botsuana logre convencer a las autoridades para permitir que los bosquimanos regresen a sus tierras y continúen cazando para poder alimentarse.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies