El presidente de Italia estudia designar un mediador para facilitar la formación de gobierno

Sergio Mattarella
REUTERS / ALESSANDRO BIANCHI - Archivo
Publicado 11/04/2018 19:23:04CET

ROMA, 11 Abr. (Reuters/EP) -

El presidente de Italia, Sergio Mattarella, podría designar a una figura institucional neutral para mediar entre los partidos políticos que hasta ahora se han mostrado incapaces de llegar a un acuerdo para formar gobierno tras las elecciones del pasado 4 de marzo, según una fuente próxima al jefe de Estado.

Mattarella ha convocado una nueva ronda de consultas con los partidos este jueves y viernes, la segunda tras la mantenida la semana pasada.

El Movimiento 5 Estrellas fue el partido más votado en las elecciones, mientras que la coalición de centro-derecha, con la Liga al frente, fue la que más respaldo recibió, si bien ni uno ni otros cuentan con el apoyo suficiente como para formar gobierno.

Si, como se espera, los partidos mantienen sus posiciones irreconciliables durante sus encuentros con Mattarella, este podría optar por designar a alguien que mantenga conversaciones más flexibles e informales con vistas a facilitar un acuerdo, según la citada fuente.

El así llamado "mandato exploratorio" se ha usado anteriormente en ocasiones de punto muerto y quien quiera que recibe el encargo no se espera que forme por sí mismo un ejecutivo. El presidente podría dar el puesto a alguien con un alto perfil institucional, como uno de los presidentes de las dos cámaras, o a un juez del Tribunal Constitucional.

Fuentes políticas apuntan a que el impás es poco probable que se rompa antes de las elecciones municipales de mayo en las pequeñas regiones de Molise, en el sur, y Friuli Venezia Giulia, en el norte.

Tanto el M5S como la Liga no parecen dispuestos a realizar compromisos mientras están en campaña. Los primeros esperan hacerse con el control de su primera región, Molise, mientras que la Liga parte como favorita en la segunda región.

El líder del M5S, Luigi Di Maio, ha abogado por un acuerdo de coalición similar al pactado en Alemania por conservadores y socialdemóacratas bien con la Liga o con el Partido Democrático (PD), el gran perdedor de los comicios, pero su propuesta hasta ahora ha sido rechazada por ambos.

El PD ha dicho que quiere pasar a la oposición, mientras que el líder de la Liga, Matteo Salvini, ha rechazado romper con su socio de coalición, el ex primer ministro Silvio Berlusconi, como le exige Di Maio.

Si Mattarella, con la posible ayuda de su mediador designado, no consigue desbloquear la situación, tendría que convocar nuevas elecciones, previsiblemente en otoño. Pero la fuente en su oficina ha asegurado que está decidido a evitar esta última opción.

Contador