El presidente del Parlamento de Indonesia dimite semanas después de ser arrestado por corrupción

Setya Novanto líder del partido Golkar.
REUTERS / ANTARA FOTO AGENCY
Publicado 11/12/2017 14:08:50CET

YAKARTA, 11 Dic. (Reuters/EP) -

El presidente del Parlamento de Indonesia, Setya Novanto, que fue detenido el 20 de noviembre acusado de corrupción, ha presentado su renuncia este lunes, según han informado varios miembros de la Cámara Baja.

Novanto, quien ha negado haber cometido irregularidades, está bajo arresto preventivo para ser interrogado por la Comisión Anticorrupción de Indonesia (KPK) por su supuesta implicación en un caso de corrupción.

La KPK está investigando unas pérdidas sufridas por el Estado por valor de unos 170 millones de dólares (unos 144 millones de euros) en el marco de un sistema de fraude en el que se incrementaron los costes de la implantación de documentos de identidad electrónicos.

Después de que la KPK lo detuviera, Novanto envió una carta desde prisión en la que solicitó a las autoridades parlamentarias que le mantuvieran en su puesto mientras se defendía de los cargos en su contra. En el escrito, Novanto pidió a los líderes parlamentarios que le dieran "una oportunidad" para demostrar que no está implicado en los hechos que se le imputan.

Este lunes, un miembro del Parlamento, Yandri Susanto, ha asegurado que "Novanto ha dimitido" y ha informado de que la renuncia se ha hecho pública a través de una carta. "No dice por qué", ha añadido.

El partido de Novanto, Golkar, pensaba reemplazarlo en una reunión extraordinaria el 19 de diciembre, según ha contado un parlamentario de esta formación, Dito Ganinduto, quien ha añadido que Novanto no ha renunciado como presidente del partido. El abogado de Novanto, Maqdir Ismail, ha evitado responder a las preguntas sobre su cliente y ha remitido a lo que diga el presidente en funciones del partido, Idrus Marham.

Antes de ser detenido, Novanto se negó durante meses a acudir a las citaciones para ser interrogado por la KPK. Las acusaciones han reforzado la percepción entre los indonesios de que el Parlamento, en el que desde hace tiempo se considera que la corrupción está arraigada, es una institución fracasada.

Según el índice de percepción de corrupción de la organización no gubernamental Transparencia Internacional, Indonesia ocupa el puesto 90 en una clasificación conformada por 176 países. El organismo de control ha señalado al Parlamento como la institución más corrupta de Indonesia y en julio pidió al presidente del país, Joko Widodo, que protegiera a la KPK contra los intentos por debilitarla.