El presidente del Parlamento iraní cancela su visita a Canadá

Actualizado 09/09/2012 10:52:37 CET

MADRID, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Parlamento iraní, Alí Larijani, ha cancelado el viaje que tenía previsto realizar a Canadá apenas un día después de que Ottawa anunciara el cierre de su Embajada en Irán y solicitara a todos los diplomáticos iraníes que se encuentran dentro de sus fronteras que abandonen el país en el plazo de cinco días tras ser declarados 'persona non grata'.

Estaba previsto que Larijani viajara al país norteamericano en octubre para participar en una reunión de la Unión Interparlamentaria (IPU), según ha informado la agencia iraní de noticias FARS.

El viernes, el ministro de Exteriores canadiense, John Baird manifestó que "las relaciones diplomáticas entre Canadá e Irán han quedado suspendidas" y que "todo el cuerpo diplomático canadiense ha abandonado Irán". Además, dijo a los diplomáticos iraníes en Ottawa que "tienen orden de abandonar el país en un plazo de cinco días".

Baird citó entre las razones de la decisión el incremento de asistencia militar iraní a Siria, la negativa de la república islámica a cumplir con las resoluciones de la ONU sobre su programa nuclear, y la constante amenaza que representa contra la existencia de Israel y contra la estabilidad mundial.

"Nuestra postura es bien conocida", indicó Baird a través de un comunicado. "Canadá contempla al Gobierno de Irán como la amenaza más importante a la paz mundial y a la seguridad actual en el mundo", aseveró.

"Irán se encuentra entre los peores violadores de los Derechos Humanos del mundo, que alberga y da apoyo material a grupos terroristas", explicó el ministro. "Todo ello ha obligado al Gobierno canadiense a incluir formalmente a Irán en su lista de estados financiadores del terrorismo", indicó.

Por último, el ministro anunció que el Gobierno canadiense "advierte a todos sus ciudadanos de que se abstengan de viajar a Irán por cualquier motivo" y recuerda en particular a los canadienses con nacionalidad iraní que el Gobierno de Irán "no reconoce el principio de la doble nacionalidad" por lo que resulta "virtualmente imposible" para el Gobierno canadiense ofrecer asistencia consular a aquellos ciudadanos canadiense-iraníes que lo necesitaran.

En respuesta, el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Ramin Mehmanparast, apuntó que "las acciones hostiles del Gobierno racista de Canadá están en línea con las políticas dictadas por los sionistas --en referencia a Israel-- y el Gobierno británico".

"El cierre de la sección de visados de la Embajada canadiense en Teherán, la congelación de las cuentas bancarias de los iraníes que residen en Canadá y la prohibición de transferencias a los estudiantes iraníes en el país están entre las muchas medidas hostiles del país norteamericano contra Irán y la comunidad iraní en territorio canadiense", agregó.

"El cierre de la Embajada de Irán en Teherán es considerado como la continuación de las políticas anti iraníes de (el primer ministro canadiense, Stepher) Harper y como una reacción al éxito de la cumbre del Movimiento de Países No Alineados en Teherán", remachó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies