El presidente de Sierra Leona ordena investigar las acusaciones de corrupción contra su predecesor, Ernest Bai Koroma

El presidente de Sierra Leona, Julius Maada Bio
REUTERS / OLIVIA ACLAND - Archivo
Publicado 10/07/2018 16:55:09CET

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Sierra Leona, Julius Maada Bio, ha ordenado la creación de una comisión para investigar las acusaciones de corrupción generalizada durante el mandato de su predecesor, Ernest Bai Koroma.

La comisión anticorrupción publicó la semana pasada un informe en el que resaltó que la corrupción en el país durante la Presidencia de Koroma, que abandonó el cargo en abril, alcanzó niveles "increíbles" y llevó a la economía del país "al borde del colapso".

Apenas un día después de la publicación del documento fueron detenidos el exvicepresidente de Sierra Leona Victor Foh y el exministro de Minas Mikailu Mansaray por presunta corrupción.

La comisión recomendó a Maada Bio la creación de una comisión judicial para recuperar los fondos robados, entre ellos edificios, terrenos y cientos de vehículos oficiales.

En respuesta, el Gobierno ha publicado un comunicado anunciando que el presidente "ha ordenado al fiscal general y al ministro de Justicia que lleven a cabo inmediatamente la puesta en marcha de una comisión de investigación encabezada por jueces".

"La comisión estará integrada por un presidente que será un juez de reputación internacional y otro juez de reputación nacional. Los nombres de los jueces serán anunciados en breve", ha agregado.

Asimismo, ha recalcado que "la Iniciativa de Recuperación de Fondos Robados trabaja con los países en desarrollo y los centros financieros para evitar el blanqueo de los beneficios de la corrupción y para facilitar un retorno más sistemático de los fondos robados".

El propio mandatario afirmó tras la publicación del informe que "la corrupción está en un nivel que puede destruir esta nación". "Considero el nivel de corrupción que hemos alcanzado como un problema de seguridad nacional", añadió.

Maada Bio tomó posesión como presidente de Sierra Leona en un acto celebrado en abril, horas después de que la Comisión Electoral anunciara su victoria en las presidenciales.

El mandatario afronta ahora la difícil tarea de reconstruir la debilitada economía de este país africano que sufrió la epidemia de ébola y que se ha visto perjudicada por la bajada de precios de los productos básicos.

El proceso electoral, que se desarrolló de manera pacífica, ha llegado como un alivio para un país con siete millones de habitantes que en los años 90 sufrió una brutal guerra civil impulsada el comercio de diamantes y marcada por el uso de niños soldado y por las amputaciones de extremidades a civiles.

Contador