El presidente sudafricano, Jacob Zuma, afirma no tener miedo de ir a la cárcel por corrupción

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

El presidente sudafricano, Jacob Zuma, afirma no tener miedo de ir a la cárcel por corrupción

Jacob Zuma
MIKE HUTCHINGS / REUTERS
Publicado 05/11/2016 19:03:53CET

JOHANNESBURGO, 5 Nov. (Reuters/EP) -

El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, ha declarado por primera vez públicamente que no tiene miedo de ir a la cárcel después de haber estado encarcelado durante el Apartheid y ha negado tener relación alguna con los casos de corrupción de los que se le acusan a él, a su hijo y a varios amigos.

"No tengo miedo de la cárcel. He estado en la cárcel durante la lucha", ha dicho el presidente sudafricano en su provincia natal, Kwa-Zulu, mientras se dirigía a un grupo eufórico de gente. Estas declaraciones se deben a que pasó diez años como preso político en la isla de Robben junto con Nelson Mandela, mientras gobernaba la minoría blanca.

El Defensor del Pueblo, encargado de investigar los casos de corrupción, declaró la semana pasada que un juez debería investigar si Zuma, sus miembros de gabinete y otras compañías estatales actuaron de forma indebida en sus relaciones con empresarios indios.

Los hermanos Gupta, Ajay, Atul y Rajesh, amigos del presidente y que trabajan con su hijo, han sido acusados por influir en el nombramiento de los integrantes del gabinete de Gobierno y asegurarse de que éste realizaba préstamos a dedo. Zuma y los hermanos han negado cualquier tipo de irregularidad.

Cientos de manifestantes han pedido la dimisión de Zuma después de que se hayan hecho públicas las 355 páginas del informe que prueban los actos de corrupción que ha llevado a cabo y algunos miembros de la oposición han opinado que Zuma debería hacer frente a cargos penales. "Ya no hay sitio para el debate democrático. El único sitio que hay es para los argumentos de los abogados en el tribunal. Eso no es democracia", ha añadido Zuma.

A pesar de que la investigación dirigida por el Defensor del Pueblo no habla de que se hayan cometido crímenes, sí que recomienda que un juez la continúe. En uno de los casos, el informe de la investigación califica de "extraordinaria y sin precedentes" la intervención que el Gobierno realizó en un negocio privado, en el cual están involucrados Zuma, sus amigos y su hijo, lo que podría suponer "un posible conflicto de intereses entre el presidente como jefe de Estado y su interés privado como amigo y padre".

Debido a esto, Zuma se enfrenta a una moción de censura en el Parlamento la semana que viene. Durante este año ya ha tenido que hacer frente a dos votaciones similares y ha sido respaldado por su partido, el Congreso Nacional Africano, que controla cerca de dos tercios de la asamblea. El presidente sudafricano se ha visto involucrado en varios escándalos de corrupción desde que llegó al poder en 2009, con 74 años, y siempre ha salido impune gracias al apoyo del Congreso Nacional Africano.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies