El primer ministro de Canadá se muestra optimista sobre las conversaciones en torno al NAFTA

Justin Trudeau
REUTERS / POOL NEW - Archivo
Publicado 17/05/2018 23:57:15CET

NUEVA YORK/CIUDAD DE MÉXICO, 17 May. (Reuters/EP) -

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, se ha mostrado este jueves optimista sobre las conversaciones para modificar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA o TLCAN), mientras que el ministro de Economía de México, Ildefonso Guajardo, ha manifestado que podría haber un acuerdo a finales de mes.

Funcionarios estadounidenses esperan que las conversaciones concluyan muy pronto para dar tiempo a que el Congreso actual pueda votar sobre un texto final para un NAFTA renovado.

"Hemos trabajado con ellos (los estadounidenses) en un montón de cuestiones, incluso esta mañana en Washington, donde tenemos a algunos de nuestros mejores colegas para continuar las conversaciones. Para ser sincero, estamos en un punto donde hay un buen trato sobre la mesa", ha señalado Trudeau en declaraciones al Economic Club de Nueva York.

"Se trata de las últimas conversaciones (...) Me siento positivo al respecto, pero no se hará hasta que esté terminado y la gente está trabajando muy, muy duro en este momento", ha agregado.

Poco después de sus declaraciones, Guajardo ha felicitado al primer ministro canadiense pero ha resaltado en su cuenta de Twitter que "es importante aclarar: un NAFTA renegociado que implique pérdida de empleos existentes en México es inaceptable".

Uno de los puntos más controvertidos de la negociación ha sido el tema de reglas de origen y contenido regional automotriz. Según algunas fuentes, los negociadores mexicanos propusieron hace unos días en Washington que fuera del 70 por ciento en respuesta a una demanda estadounidense de una cuota del 75 por ciento.

Guajardo ha reiterado que se podría llegar a un acuerdo para fines de mayo, pero ha añadido que si no fuera así las conversaciones podrían extenderse más allá de las elecciones presidenciales mexicanas, previstas para el 1 de julio.

"Casi todo abril y buena parte de arranque de mayo estuvimos tratando de encontrar ya en temas más complejos pistas de aterrizaje para poder amarrar la negociación. No pudimos llegar la semana pasada a ese escenario pero estamos intentándolo aún", ha manifestado.

"Si por cualquier razón no se logra antes del 1 de julio (elecciones en México) tenemos la responsabilidad de integrar el equipo de transición para que el pase de estafeta sea lo más estable posible", ha remachado.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Paul Ryan, había dicho que el Congreso --controlado por los republicanos-- debería ser notificado de un nuevo acuerdo antes de este jueves para dar a los legisladores la oportunidad de aprobarlo antes de que un organismo legislativo recién elegido asuma el control en enero.

Sin embargo, este jueves ha sostenido, tras ser preguntado sobre el margen de maniobra existente, que el asunto estará en manos de la Comisión de Comercio Internacional (ITC) de Estados Unidos.

Bajo el estatuto de la Autoridad de Promoción Comercial, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, debe notificar al Congreso 90 días antes de poder firmar el acuerdo. El ITC tiene hasta 105 días después de la firma para producir un estudio sobre los efectos del acuerdo.