El primer ministro eslovaco aboga por una mayor integración con la Unión Europea

 

El primer ministro eslovaco aboga por una mayor integración con la Unión Europea

Publicado 07/06/2017 20:49:01CET

BRATISLAVA, 7 Jun. (Reuters/EP) -

Eslovaquia quiere formar parte de la 'maquinaria de integración' de la Unión Europea, según ha declarado su primer ministro, Robert Fico, este miércoles después de que Alemania, Francia y España abogasen por una mayor cooperación y en contraste con la postura euroescéptica de otros países del este de Europa.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, delinearon en mayo una hoja de ruta para una mayor integración en los países de la Unión Europea. España propuso que los estados miembros coordinasen algunos aspectos como el manejo de la deuda y que compartiesen un presupuesto para frenar las crisis económicas.

"Eslovaquia recoge las condiciones necesarias para formar parte de la maquinaria de integración de la Unión Europea liderada por Alemania y Francia", ha dicho el primer ministro progresista. Fico, que se enfrenta a su tercera legislatura, supervisó la adopción del euro de Eslovaquia en 2009.

"En un escenario de mayor cooperación e integración con países más fuertes, encaja un país pequeño como Eslovaquia", ha dicho Fico a la prensa tras una sesión parlamentaria. "Es una oportunidad histórica para acercar nuestro país a los estándares medios de vida de la Unión Europea", ha añadido.

Fico ha advertido de que o su país entra en la "integración rápida" o se quedará en una "segunda vía" más lenta, ha dicho alejando su postura de los gobiernos euroescépticos de las vecinas Hungría, Polonia y República Checa, donde se espera que el partido socialdemócrata que defiende la integración no obtenga un buen resultado en octubre. De estos cuatro países, conocidos como el Grupo de Visegrado, Eslovaquia es el único que ha acuñado el euro.

Ha sido además una de las economías de la UE que mayor control ha ejercido sobre sus presupuestos con una deuda pública que, se espera, descenderá al 51,8 por ciento, por debajo del 89,2 por ciento de media de la zona euro en 2016.

Fico ha pedido a los partidos de la oposición que se unan a la dirección que ha tomado la política exterior eslovaca. Richard Sulik, líder del principal partido de la oposición Libertad y Solidaridad (SaS), una formación euroescéptica y partidaria de políticas antiinmigratorias, dijo el martes que Bratislava no debería tratar de formar parte del núcleo de la UE porque estaría forzada a aceptar una futura armonización fiscal y las cuotas de los refugiados.

El Ejecutivo de Eslovaquia con Fico como primer ministro, República Checa, Polonia y Hungría, rechazaron las cuotas de acogida a personas refugiadas y cuestionaron estas políticas en el tribunal europeo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies