El primer ministro etíope espera que el proceso iniciado con Eritrea siga "con el mismo entusiasmo"

Abiy Ahmed y Isaias Afewerki
TWITTER @HAWELTI
Publicado 10/07/2018 15:31:19CET

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro etíope, Abiy Ahmed, ha celebrado este martes el "histórico avance" logrado junto al presidente eritreo, Isaias Afeworki, después de que ambos dieran por acabado el "estado de guerra" entre los dos países y ha confiado en que el proceso de acercamiento iniciado ahora continúe "con el mismo entusiasmo".

"He regresado a Adís Abeba entusiasmado con el histórico avance que hemos hecho en nuestro sincero esfuerzo por llevar la paz a nuestros dos países", ha escrito Abiy en una carta enviada a Afewerki y que ha publicado su jefe de Gabinete, Fitsum Arega, en Twitter. En ella, ha celebrado "la confianza mutua y la amistad que rápidamente" han forjado ambos a raíz de su primer encuentro este domingo y lunes en Asmara tras 20 años de distanciamiento a raíz del conflicto de 1998-2000.

En opinión del primer ministro etíope, ambos han conseguido "cerrar de forma efectiva un capítulo amargo y destructivo en la historia de nuestros países que ha durado demasiado". Según Abiy, lo acordado con Afewerki hace "realidad las esperanzas y sueños" de etíopes y eritreos.

En este sentido, ha asegurado que su Gobierno está dispuesto a "aplicar los términos que establecimos en nuestra declaración conjunta rápidamente para recuperar las oportunidades perdidas y crear incluso mejores oportunidades para nuestros pueblos".

Abiy y Afewerki suscribieron el lunes una "declaración de paz y amistad" que dio por finalizado "el estado de guerra" y en la que, entre otras cosas, acordaron "trabajar para promover una cooperación estrecha en materia política, económica, social, cultural y de seguridad".

Igualmente, acordaron la reanudación de las relaciones en materia de transporte, comercio y telecomunicaciones, así como que "la decisión sobre la frontera será aplicada", en referencia a la decisión de la Comisión Fronteriza Etiopía-Eritrea (EEBC) que otorgó a Eritrea la pequeña ciudad de Badme y que Adís Abeba se ha comprometido ahora a respetar.

El primer ministro etíope, que llegó al cargo el pasado 2 de abril, ha confiado en que el proceso iniciado continuará "con el mismo entusiasmo y energía que fue evidente durante esta cumbre". "Confío seriamente en que nuestros esfuerzos sentarán las bases para un futuro entrelazado y brillante para nuestros dos países", ha remachado el mandatario etíope.