El primer ministro de Irak califica de "conspiración" el incendio del almacén electoral de Bagdad

Incendio de almacén electoral en Bagdad
REUTERS / STRINGER .
Publicado 10/06/2018 23:20:43CET

BAGDAD, 10 Jun. (Reuters/EP) -

El primer ministro de Irak, Haider al Abadi, ha manifestado que el incendio declarado este domingo en un almacén electoral con miles de papeletas de las elecciones legislativas del mes pasado "es una conspiración" y un ataque contra el proceso democrático

"La quema de almacenes electorales es una conspiración para dañar la nación y su democracia", ha declarado el primer ministro.

"Vamos a tomar todas las medidas necesarias y golpear con puño de hierro a quienes intenten atacar la seguridad de la nación y a sus ciudadanos", ha añadido el primer ministro en un comunicado oficial.

Aunque fuentes políticas locales informaron de que el fuego había destruido todas las papeletas, el Ministerio del Interior ha confirmado que se han salvado varias cajas.

El incendio ha tenido lugar en un almacén del Ministerio de Comercio en Bagdad, donde la comisión electoral ha guardado las urnas de Al Rusafa, la mitad de Bagdad en el lado este del río Tigris. Bagdad es la provincia más poblada de Irak, y cuenta con 71 escaños de 329 en el Parlamento iraquí.

El lugar se divide en cuatro almacenes, según el portavoz del Ministerio del Interior, el mayor general Saad Maan. Solo uno se ha incendiado y yos bomberos estaban tratando de evitar que el fuego se extendiera a los tres almacenes restantes, donde se guardan las urnas, ha explicado.

"Es posible que también haya algunas urnas en el almacén que se que se hayan quemado, pero la mayoría de las cajas importantes están en los tres almacenes donde se está controlando el incendio", ha explicado.

La destrucción, sin embargo, es considerable, y sucede en pleno recuento de las polémicas elecciones legislativas de mayo, donde el bloque del clérigo chií, Muqtada al Sadr, se hizo con la victoria.

"El crimen de quemar almacenes de almacenamiento de urnas en el área de Rusafa es un acto deliberado, un crimen planeado, destinado a ocultar casos de fraude y manipulación de votos, mentir al pueblo iraquí y cambiar su voluntad y sus elecciones", ha declarado el presidente del Parlamento iraquí, Samir Al Jabouri en un comunicado.

"Pedimos que se repitan las elecciones", ha agregado el presidente, quien ha perdido su escaño en las elecciones.

Las urnas eran parte de un recuento manual de los votos de las elecciones de mayo, ordenado por el Parlamento iraquí, el pasado miércoles.

El Consejo Judicial Supremo, la máxima autoridad judicial de Irak, había nombrado a los jueces encargados de hacerse cargo de la comisión electoral del país tras las denuncias de violaciones electorales generalizadas en las elecciones de mayo.

Contador