El primer ministro de Malasia expresa su apoyo a estrictas leyes islámicas

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

El primer ministro de Malasia expresa su apoyo a estrictas leyes islámicas

Najib Razak, primer ministro de Malasia
REUTERS/JORGE SILVA
Publicado 29/11/2016 18:31:53CET

KUALA LUMPUR, 29 Nov. (Reuters/EP) -

El primer ministro de Malasia, Nayib Razak, ha expresado su apoyo a estrictas leyes islámicas en su intento por consolidar el apoyo de los musulmanes de etnia malaya en una reunión del partido.

En los últimos 18 meses, Nayib se ha enfrentado a peticiones de dimisión por un escándalo financiero que ha enfurecido a la población, a la oposición y a varios miembros de su propio partido, Organización Nacional Malasia Unida (UMNO).

Antes de la reunión anual del partido, Nayib ha asegurado que los musulmanes tienen la responsabilidad de apoyar el plan del Partido Islámico Pan-Malasia (PAS) para introducir el hudud, el código penal islámico que establece penas como la amputación y la lapidación.

"Queremos desarrollar el Islam. Los que no sean musulmanes deben entender que no se trata únicamente del hudud, sino de capacitar a los tribunales de la sharia", ha asegurado Nayib en una entrevista con la televisión progubernamental TV3. El primer ministro tiene pensado contar con el sentimiento étnico y religioso para atraer a los votantes malasios, ya que en 2018 se celebrarán las próximas elecciones.

Nayib ha asegurado que su discurso para la reunión anual del UMNO se centrará en los intereses de los malasios y del Islam. "Este es mi discurso como presidente de la UMNO, por lo que mi principal audiencia serán miembros del partido, malasios y bumiputeras", ha añadido Nayib, usando un término que se traduce como 'hijos de la tierra', que incluye a malasios pero no a miembros de etnia china e india.

Un nuevo partido opositor liderado por el exprimer ministro Mahathir Mohamad y el exviceprimer ministro Muhyiddin Yassin, a quien Nayib despidió por cuestionar su uso del fondo estatal 1MDB, amenaza con dividir el voto de la mayoría malaya.

Nayib pelea por su liderazgo después de verse salpicado por una información en verano de 2015 del diario estadounidense 'The Wall Street Journal', cuando las acusaciones de corrupción lanzadas contra el fondo estatal 1MDB descubrieron que cerca de 700 millones de dólares fueron transferidos a las cuentas privadas de Nayib.

El primer ministro ha negado que se haya apropiado de fondos públicos y ha asegurado que las acusaciones de corrupción forman parte de una campaña para echarle del poder. Por su parte, 1MDB ha negado que hubiera realizado transferencias de fondos a Najib y una investigación preliminar del Ejecutivo ha concluido que no hay nada ilegal.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies