El primer ministro de Yemen reitera el compromiso de su Gobierno de acabar con la guerra civil

Publicado 11/12/2015 21:07:13CET

RIAD, 11 Dic. (Reuters/EP) -

El primer ministro de Yemen, Jaled Bahá, ha anunciado este viernes que está decidido a terminar con la guerra civil en la que han muerto 6.000 personas y que además ha causado daños tanto económicos como materiales en el país.

"Estamos decididos a terminar con la guerra que ha arruinado vidas y propiedades en Yemen", ha asegurado Bahá en la televisión pública de Arabia Saudí.

Bahá se reunió con el ministro de Defensa saudí, el príncipe Mohamad bin Salman y un grupo de negociadores del Gobierno de Yemen que volarán a Suiza para establecer conversaciones de paz en Naciones Unidas con los huthis, que controlan la capital de Yemen. Se espera que se declare un alto el fuego de siete días cuando las negociaciones comiencen el próximo 15 de diciembre en Ginebra.

"Vamos a Suiza con la voluntad y la seriedad de poder declarar la paz", ha asegurado el ministro de Asuntos Exteriores, Abdel-Malek al Mekhlafi, a la agencia Reuters.

Una ronda previa de conversaciones tuvo lugar en junio en la sede de la ONU entre el Gobierno de Yemen y las fuerzas huthis después de que el Gobierno del presidente Abdo Rabbu Mansur Hadi exigiera a los rebeldes que abandonaran las ciudades ocupadas desde septiembre de 2014 como condición previa para declarar un alto el fuego.

La coalición liderada por Arabia Saudí intervino en marzo en la guerra civil de Yemen para intentar restaurar el Gobierno después de haber sido derrocado por las fuerzas huthis. El número de muertes ha hecho saltar las alarmas de los grupos defensores de Derechos Humanos.

Los huthis, que son mayoritariamente chiíes, aseguran que liderarán la revolución contra lo que consideran un gobierno corrupto. Pero la Administración de Hadi y los aliados del Golfo les acusan de llevar a cabo un golpe de Estado y de provocar el avance de la influencia iraní en el mundo árabe.

Al menos 5.400 personas han muerto en los enfrentamientos que se han producido en el país más pobre de la Península Arábiga y, por su parte, Naciones Unidas ha afirmado que la situación humanitaria es "crítica".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies