La primera jornada de conversaciones sobre la formación de un nuevo Gobierno termina sin acuerdos

 

La primera jornada de conversaciones sobre la formación de un nuevo Gobierno termina sin acuerdos

Actualizado 06/07/2015 11:06:09 CET

SANÁ, 25 Ago. (Reuters/EP) -

Las conversaciones sobre la formación de un nuevo Gobierno en Yemen han fracasado este domingo debido a la falta de acuerdos respecto a las demandas de la comunidad huzi, por lo que las autoridades esperan que el lunes se celebren manifestaciones en la capital del país, Saná.

El Gobierno se ofreció el sábado a presentar su dimisión en el plazo de un mes para aplacar las protestas de decenas de miles de integrantes del movimiento chií huzi, que combate desde hace años para contar con una mayor representación en el Ejecutivo central.

Decenas de miles de personas salieron el viernes a las calles de Saná con la doble intención de pedir la dimisión del Gobierno y de anular el recorte de los subsidios al combustible, una decisión que el Ejecutivo se ha comprometido a revisar antes de dimitir.

Así, el actual Gobierno ha ofrecido a los huzis una propuesta que incluye una oferta para formar un nuevo ejecutivo y un comité económico que revise el decreto de los subsidios a cambio de que los manifestantes "desmantelen sus campamentos de la capital".

Sin embargo, el portavoz del comité gubernamental designado para negociar con los huzis, Abdel Malek al Mejlafi, ha asegurado que éstos "han rechazado los entendimientos previos, incluyendo su participación en un nuevo Gobierno y la oferta para reducir los precios de los derivados del petróleo". "Han amenazado con incrementar las protestas si no se cancela la decisión de elevar los precios del petróleo", ha agregado.

Por su parte, Daifalá al Shami, uno de los líderes del grupo chií, ha dejado claro que la demanda de recuperar los subsidios al petróleo "es una demanda popular que no puede ser abandonada", al tiempo que ha subrayado que las manifestaciones pacíficas continuarán.

Yemen lleva sumido en una etapa de inestabilidad desde 2011 cuando las manifestaciones contra el entonces presidente, Alí Abdulá Salé, le llevaron a renunciar al cargo para dar paso a una transición política dirigida por el actual jefe de Estado, Abd Rabbu Mansur Hadi, entonces vicepresidente.

Además, altos cargos del Gobierno mantienen que los huzis han estado luchando contra las fuerzas del Ejecutivo desde 2004 y que están intentando reforzar su dominio en el norte del país antes de las elecciones que se celebrarán en 2015, en las que se pasará a un sistema político con más autonomía regional.

El Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) que ha rechazado cualquier intento de "minar el proceso político en Yemen" ha condenado los "desafortunados eventos que han tenido lugar en Saná y las amenazas de utilizar medidas mayores".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies