El principal líder opositor en República Checa, imputado por fraude

Andrej Babis
REUTERS / DAVID W CERNY
Publicado 09/10/2017 18:27:51CET

PRAGA, 9 Oct. (Reuters/EP) -

Andrej Babis, el candidato favorito en las encuestas para convertirse en el próximo primer ministro de República Checa y líder del Partido Ciudadanos Descontentos (ANO, por sus siglas en checo), ha declarado este lunes que ha sido acusado formalmente por fraude por un caso de corrupción relacionado con la gestión de una subvención de la Unión Europea de 2 millones de euros hace más de diez años.

Babis, uno de los hombres más ricos de República Checa, ha negado haber cometido cualquier tipo de delito y ha asegurado que la investigación es un complot por parte de sus adversarios electorales, que quieren evitar que gane las elecciones y acabe con la corrupción entre la élite política del país.

"He recibido una notificación que me informa de que estoy siendo investigado en este pseudo-caso. He recurrido inmediatamente esta decisión", ha dicho Babis a través de su portavoz.

La acusación no ha sido ninguna sorpresa para el magnate, ya que la Policía checa pidió el pasado mes de agosto al Parlamento que retirase la inmunidad parlamentaria a Babis, líder del movimiento ANO y a su vicepresidente, Jaroslav Faltynek.

La portavoz del partido ha dicho que Faltynek, antiguo ejecutivo en algunas de las compañías de Babis, también ha sido acusado de fraude y niega los cargos.

Babis está convencido de que logrará un nuevo escaño en el Parlamento en las elecciones del 20 de octubre, lo que renovaría su condición de aforado. La Cámara tendría que volver a votar a favor de retirársela para que la investigación pudiera seguir adelante.

De acuerdo con las últimas encuestas, se espera que el partido de Babis obtenga la mayoría de votos en los comicios de la semana que viene. No obstante, varios partidos, posibles compañeros de coalición del magnate, han advertido de que no se unirán a un Gobierno liderado por Babis debido a la investigación.

Los investigadores sospechan que Babis escondió hace más de una década que era propietario de un centro de conferencias y una granja para poder reunir los requisitos necesarios para recibir una ayuda de la UE destinada a pequeñas empresas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies