El príncipe Carlos vincula el cambio climático con la guerra en Siria

El príncipe Carlos de Inglaterra y su mujer, Camila Parker
SUZANNE PLUNKETT / REUTERS
Publicado 23/11/2015 12:13:56CET

LONDRES, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

El príncipe Carlos de Inglaterra ha defendido la importancia de proteger el medio ambiente y ha señalado que el cambio climático es "una de las principales razones" detrás del conflicto desatado en Siria hace más de cuatro años y medio, en el que han perdido la vida más de 300.000 personas.

El heredero a la Corona británica ha concedido una entrevista a la cadena Sky News en la que ha hablado de sus preocupaciones en materia medioambiental, que ha llegado a vincular con crisis actuales como el movimiento masivo de refugiados y el terrorismo.

"Estamos asistiendo a una clásica situación en la que no se ataja el problema", ha asegurado, recordando que él estuvo entre quienes "hace 20 años" ya llamaron a tomar medidas para evitar un "conflicto mayor" derivado de la falta de recursos y de medios básicos de subsistencia, especialmente en áreas rurales.

Para el príncipe Carlos, una "buena prueba" de sus argumentos está en Siria, donde hace alrededor de un lustro se produjo una sequía que forzó a un gran número de personas a abandonar sus tierras. De esta forma, se habría producido una migración masiva hacia zonas urbanas, explica en la entrevista, concedida hace tres semanas.

La periodista le pregunta en ese momento si considera que existe una relación entre el cambio climático y la guerra en Siria. "Sin duda", responde el hijo mayor de Isabel II, que añade que sólo a partir de "los últimos años" el Departamento de Defensa de Estados Unidos ha comenzado a "prestar atención".

IMPEDIR MÁS "CATÁSTROFES"

La entrevista precede a la cumbre sobre el clima que arrancará la próxima semana en París, de cara a la cual el príncipe Carlos no se muestra especialmente confiado. "Ya ha habido muchas conferencias antes", ha apuntado, para acto seguido lamentar los años "perdidos".

En juego, ha advertido, esta impedir nuevas "catástrofes". "El problema es que si no (llegamos a un acuerdo), va a ir a peor y la vida se hará muy, muy complicada", ha apostillado, en un llamamiento para que los países acuerden las medidas "necesarias" para contener la emisión de gases contaminantes y la subida de las temperaturas a nivel global.

"En 2008 hubo dificultades por la crisis financiera, hubo una crisis bancaria. Ahora nos enfrentamos a una posibilidad real de que el banco de la naturaleza entre en quiebra", ha sentenciado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies