Prohíben reunirse al principal rival para la reelección de Museveni

Publicado 24/06/2015 17:56:51CET

KAMPALA, 24 Jun. (Reuters/EP) -

La Policía de Uganda ha prohibido este miércoles al ex primer ministro Amama Mbabazi celebrar reuniones políticas para desafiar la reelección de Yoweri Museveni en los próximos comicios presidenciales, alegando que aún no es candidato.

Uganda planea celebrar comicios presidenciales entre febrero y marzo del próximo año y Mbabazi, a quien Museveni reemplazó como primer ministro el pasado septiembre, ha emergido como su principal rival en el seno del gobernante Movimiento de Resistencia Nacional (MRN).

La decisión de Museveni de sacar del Gobierno al que se perfilaba como su sucesor virtual evidenció las luchas intestinas por el poder en el MRN, de acuerdo con los analistas políticos que siguen la evolución del país africano.

Ahora la Policía ha prohibido a Mbabazi que celebre reuniones políticas con la intención de desbancar a Museveni como líder del MRN y como eventual candidato presidencial, ya que aún no se ha proclamado como tal, aunque todos lo dan por hecho.

"Su partido político nunca le ha respaldado como aspirante. Sus aspiraciones son ilegales (...) así que su programa de reuniones públicas no puede seguir adelante", ha dicho el inspector general de Policía, Kale Kayihura, en una carta.

Mbabazi había notificado recientemente a la Policía sus planes de celebrar reuniones políticas a nivel nacional durante los meses de julio y agosto para promover su candidatura como aspirante del MRN a la Presidencia.

La legislación ugandesa obliga a cualquiera que quiera celebrar una reunión de carácter político a informar previamente a la Policía, que puede denegar la autorización siempre que haya "razones fundadas para ello".

"Mbabazi no tiene intención ninguna de respetar la directiva policial porque no hay ninguna ley que le prohíba aspirar a la candidatura del MRN", ha dicho a Reuters Josephine Mayanja-Nkaji, portavoz del ex primer ministro.

Museveni, de 70 años de edad y en el cargo desde 1986, es acusado constantemente por la oposición y por los grupos de defensa de los Derechos Humanos de usar el aparato del Estado para aplastar a la disidencia.

Kizza Besigye, líder de la oposición ugandesa que ha perdido tres veces contra Museveni en las urnas, ha sufrido varias detenciones y sus concentraciones suelen acabar con lanzamiento de gas lacrimógeno e incluso de munición real por parte de la Policía.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies