Una protesta obliga a suspender una sesión del Ayuntamiento de Charlottesville

Cartel en honor a Heyer sobre la estatua de Lee en Charlottesville
REUTERS / JONATHAN ERNST
Publicado 22/08/2017 12:35:31CET

WASHINGTON, 22 Ago. (Reuters/EP) -

Una reunión del Ayuntamiento de Charlottesville tuvo que ser interrumpida el lunes por las protestas de unos 100 activistas y residentes de la localidad, que exigían respuestas a las autoridades y a la Policía por su actuación en el marco de los episodios violentos sucedidos a causa de la polémica sobre monumentos de líderes confederados del país.

En la segunda reunión que celebraba el Ayuntamiento desde que comenzaron los disturbios en Charlottesville, los gritos de "vergüenza" y "clausuradla" por parte de activistas y ciudadanos al alcalde de la localidad, Mike Signer, y al resto de autoridades les obligó a interrumpir la sesión y a dejar la cámara.

Mientras las autoridades dejaban la sala, dos personas mostraron un cartel en el que ponía "tenéis sangre en las manos".

Nadie resultó herido, pero tres personas recibieron notificaciones por alteración del orden público, antes de que reanudaran la sesión.

"Lo hemos intentado con todas nuestras fuerzas", dijo Signer antes de que reanudaran la sesión, añadiendo que un juez federal forzó a las autoridades locales a permitir la manifestación de extrema derecha.

El conflicto ha aumentado desde que cientos de "supremacistas blancos" comenzaron a manifestarse en Charlottesville en contra de la eliminación de la estatua de Robert E. Lee, un general de los estados confederados durante la guerra civil.

Los manifestantes de extrema derecha cruzaron con antorchas el campus de la Universidad de Virginia el pasado 11 de agosto, en una demostración que los antirracistas identificaron como una reminiscencia del Ku Klux Klan.

Los supremacistas volvieron a concentrarse al día siguiente y los antirracistas organizaron una contramanifestación masiva, que se saldó con la muerte de una manifestante atropellada por un coche conducido por un supuesto simpatizante de extrema derecha.

El conflicto ha dado importancia a un debate persistente en Estados Unidos sobre la exhibición de la bandera confederada y otros símbolos del lado rebelde durante la guerra civil, que defendía la esclavitud.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies