Protestas nocturnas en Nueva Orleans antes de la retirada de la última de sus estatuas de la Era Confederada

 

Protestas nocturnas en Nueva Orleans antes de la retirada de la última de sus estatuas de la Era Confederada

Retirada de estatuas confederadas en Nueva Orleans
CHERYL GERBER
Publicado 19/05/2017 11:12:27CET

NUEVA YORK, 19 May. (EUROPA PRESS) -

Cientos de simpatizantes de la antigua Confederación de Estados norteamericanos durante la Guerra Civil estadounidense se han congregado esta pasada noche en Nueva Orleans para protestar contra la retirada de la estatua en honor del general confederado Robert Lee, y el último de los monumentos en recuerdo de las fuerzas esclavistas derrotadas en 1865.

Las autoridades de la ciudad aprobaron en 2015 la eliminación de todas las estatuas confederadas al considerar que se trataban de una "molestia pública". El detonante de la decisión, ratificada el pasado mes por un tribunal de Apelaciones, fue la masacre de nueve personas de raza negra en una iglesia de Carolina del Sur, un crimen racista perpetrado por el joven Dylann Roof, condenado a muerte.

Desde esta decisión se han producido enfrentamientos esporádicos entre defensores de la retirada de los monumentos por las asociaciones negativas y los defensores de su permanencia como símbolos de la herencia histórica de la ciudad.

La protesta de anoche a favor de la conservación de la estatua estuvo a punto de degenerar en un enfrentamiento a puñetazos entre uno de los manifestantes y un transeúnte que expresó su apoyo a la eliminación del monumento.

El primero, identificado como "Patches" y autoproclamado "primo lejano del general", ha declarado al 'Nola Times' que la estatua "debería permanecer donde está" y expresó su temor a la desaparición de otros monumentos históricos. "¿Ésto cuándo termina? ¿Con la Estatua de la Libertad? ¿Quién sale ganando con todo ésto?", se preguntó.

Aunque el Ayuntamiento de la ciudad decidió aplazar unas horas la retirada de la estatua, prevista inicialmente para ayer, la decisión es inapelable, como ya sucediera anteriormente con otros tres monumentos: el dedicado al presidente confederado, Jefferson Davis, el general P.G.T. Beauregard y, por último y en particular, el que conmemoraba un ataque contra la Policía de Nueva Orleans perpetrado por el grupo supremacista de la Liga Media Luna Blanca.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies