La provincia afgana de Herat, libre de minas antipersona

Minaretes de Herat desminados por HALO TrustHALO TRUST
   
Actualizado 17/02/2018 11:14:25 CET

El trabajo ha tardado 10 años en completarse y beneficiará a miles de afganos en la que era la provincia con más víctimas por minas

MADRID, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

La provincia afgana de Herat está libre de minas. La ONG HALO Trust ha completado esta semana una labor que ha durado diez años y que cambiará las vidas para miles de afganos, después de que otros miles de ellos hayan visto sesgadas sus vidas o hayan quedado mutilados por la presencia de minas antipersona y otros artefactos explosivos en el país.

Afganistán es uno de los países más minados del mundo como consecuencia del legado dejado por la invasión soviética, la posterior guerra civil (1991-1996) y el posterior conflicto entre los talibán y la Alianza del Norte (1996-2001). El resultado, según HALO Trust, fueron unas 640.000 minas diseminadas por el país que hasta 2015 habían dejado más de 23.500 víctimas, entre muertos y mutilados, aunque se sospecha que la cifra real es muy superior.

En el caso de Herat, era la provincia más mortífera por este tipo de artefactos, con unas 125 mutilados o heridos cada año, hasta ahora. Halo Trust ha conseguido completar el desminado de 39 millones de metros cuadrados de campos minados y 45 millones de metros cuadrados de campo de batalla, gracias a los 20,5 millones de libras destinados en estos diez años del Departamento para el Desarrollo Internacional británico (DFID).

HALO TRUST

Entre las zonas desminadas figuran los minaretes de la madrasa Husain Baiqara en la ciudad de Herat y que se remontan al siglo XV. El equipo de HALO Trust trabajó con esmero para retirar los artefactos de las bases de los minaretes y permitir así la preservación de este monumento histórico por la Organización para la Educación, la Cultura y la Ciencia (UNESCO).

La retirada de las minas ha tenido un importante impacto en el potencial de desarrollo económico de la provincia, según HALO Trust. En torno al 75 por ciento de la población de la provincia es rural y hasta ahora millones de metros cuadrados de terrenos agrícolas primarios no estaban accesibles por la presencia de minas. Ahora, 40 millones de metros cuadrados podrán ser cultivados, lo que mejorará también la seguridad alimentaria de la población, que en Herat alcanza los peores índices de todo el país.

NUEVO DISTRITO EN HERAT

En la ciudad de Herat se ha construido un nuevo distrito, Jebrail, sobre el terreno desminado y en el que ahora residen 60.000 personas, muchas de ellas refugiados que han regresado al país. La retirada de estos peligrosos artefactos también ha facilitado la construcción de nuevas escuelas, negocios e infraestructura ferroviaria, ha resaltado la ONG.

A 10 kilómetros al norte de Herat se encuentra la localidad de Sarai Naw, cuyos habitantes viven esencialmente de la agricultura. En los años 1980, las fuerzas soviéticas instalaron una base militar para tanques y blindados cerca de la misma y los combatientes afganos respondieron construyendo sus propias bases y sembrando de minas los alrededores para protegerlas.

El resultado es que la población tenía problemas para cultivar, que se vieron agravados con la llegada masiva de desplazados internos como Zafar Alí, quien llegó en 2003 huyendo de la pobreza y el desempleo en su distrito y se encontró con problemas para poder satisfacer junto a su hijo mayor las necesidades de los 17 miembros de la familia.

HALO TRUST

Ahora, gracias al desminado por parte de HALO Trust, su situación ha cambiado. Según la ONG, las zonas limpiadas de artefactos se usan ahora para la agricultura, para una carretera y para un horno de ladrillos.

Este horno es el que ayuda a Zafar a ganarse la vida fabricando junto con otros residentes ladrillos que se usan para construir nuevas viviendas para las familias que están regresando a la zona. "Hemos podido ahorrar dinero. Hemos comprado un terreno residencial y construido una vivienda de dos plantas", cuenta a la ONG, satisfecho de haber conseguido incluso pagar la fiesta de boda de su hijo.

DORMITORIO PARA MUJERES EN LA UNIVERSIDAD

El presidente de HALO Trust, James Cowan, se ha mostrado especialmente "orgulloso" de un proyecto financiado por la agencia de cooperación estadounidense (USAID) que ha permitido la construcción de "un dormitorio para mujeres en la Universidad de Herat" en terrenos desminados. "Cientos de jóvenes mujeres tienen ahora acceso a educación superior en la segunda mayor universidad de Afganistán", ha celebrado.

HALO TRUST

Cowan ha subrayado que lleva 30 años trabajando en el país salvando vidas, un periodo en el que los gobiernos y las guerras han "ido y venido". En este sentido, ha dejado claro que lejos de abandonar Afganistán, HALO Trust está comprometida a reforzar su compromiso y para ello tiene previsto "emplear a aún más afganos y darles una alternativa pacífica a la guerra, limpiando no solo los restos de los conflictos previos sino afrontando el armamento letal de hoy en día".

"A medida que aumenta la población de Afganistán y la presión por la tierra aumenta, un día nos gustaría ver que todos los terrenos del país vuelven a tener un uso productivo", ha confiado.