Se inicia un proceso para que Puerto Rico pueda definir su estatus político

Actualizado 24/10/2007 4:59:22 CET

WASHINGTON, 24 Oct. (EP/AP) -

Un equipo del Congreso aprobó hoy un proyecto que encamina a Puerto Rico hacia una solución definitiva de su relación política con Estados Unidos al dar a los puertorriqueños la opción de decidir por la independencia, la anexión territorial o la continuidad de su actual relación autonómica.

El proceso, de ser avalado por el Congreso en pleno, empezará con una consulta que definirá primero si los puertorriqueños quieren modificar la actual relación de Estado Libre Asociado (ELA) que mantiene la isla desde los años 50, o si quieren más bien un cambio de tipo territorial.

Una vez sorteada esa primera fase, se tendrá que definir si el siguiente paso para optar por la independencia o la anexión a Estados Unidos será a través de un plebiscito o una asamblea constituyente. La aprobación por voz en el Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes del llamado proyecto de autodeterminación para Puerto Rico es solamente el primer paso de un largo proceso, en el cual todavía queda el debate en esa cámara y la del Senado, y cuya fecha es de momento incierta.

Si el proyecto pasa todo el proceso, esta sería la primera vez que se da a los puertorriqueños la posibilidad de pronunciarse por el estatus de Puerto Rico, que Estados Unidos tomó como botín en 1898 en una guerra con España, y lo ha mantenido desde entonces como un territorio ultramarino.

Esta no es la primera vez que el Congreso trata de embarcar a Puerto Rico en la aventura de definir su estatus, pero todas han fracasado. El congresista Luis Fortuño, que representa a Puerto Rico en el Congreso federal con voz pero sin voto, indicó que 66 proyectos de resolución fueron atendidos por la Cámara de Representantes y 27 por el Senado.

El proyecto que más lejos llegó fue uno promovido en 1998 por el congresista republicano Don Young, que proponía dar a Puerto Rico cuatro opciones: estadoísmo, independencia, república asociada o el actual estatus del ELA. Fue aprobado por la cámara baja pero no pudo llegar a votación en el Senado.

El proyecto actual, promovido por Fortuño, fue recibido con manifestaciones de triunfo por dirigentes de las tres corrientes que han dominado el debate político de la isla desde la formación del ELA en los años 50. "Este es un día extraordinario para Puerto Rico", dijo Fortuño, representante de la corriente estadoísta o de la conversión de Puerto Rico en el estado 51 de Estados Unidos. "Ojalá que alguna vez podamos ver al pueblo puertorriqueño, por primera vez en su historia, votando sobre su estatus".

José Serrano, congresista demócrata de Nueva York y de origen puertorriqueño, coauspiciador del proyecto, admitió que si bien su proyecto original recibió tres enmiendas en la votación, ellas se habían elaborado con el propósito de facilitar su aprobación, una maniobra que, dijo, "fue todo un éxito".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies