Puesto en libertad el periodista y disidente uzbeko Muhamad Bekjanov tras 18 años en prisión

Publicado 22/02/2017 17:22:26CET

ALMATY, 22 Feb. (Reuters/EP) -

El disidente uzbeko Muhamad Bekjanov, uno de los periodistas que más tiempo ha permanecido en prisión a nivel internacional, ha sido puesto en libertad este miércoles tras 18 años de encarcelamiento, según han informado sus familiares.

Bekjanov, de 63 años, se encontraba al frente del periódico 'Erk' cuando fue condenado en 1999 a quince años de prisión por participar en la planificación de un golpe de Estado y publicar y distribuir el diario a pesar de que se encontraba prohibido.

Varios grupos de defensa de los Derechos Humanos han señalado en varias ocasiones que Bekjanov había sido condenado por motivos políticos. "Tengo sentimientos encontrados", ha indicado Aygul Bekjan, hija del periodista. "Estoy feliz porque mi padre ya no está en prisión, pero al mismo tiempo estoy enfadada por el hecho de que, aunque no era culpable de nada, se ha pasado en la cárcel 18 años", ha aseverado.

El hermano de Bekjanov, Muhamad Salih, líder del partido Erk, fue candidato presidencial en 1991 y vive en el exilio desde 1993. En 1999, fue condenado in absentia por la justicia uzbeka tras ser acusado de terrorismo, unos cargos que Salih ha negado en reiteradas ocasiones.

La pena de Bekjanov fue reducida para que pudiera ser puesto en libertad en 2012. Sin embargo, las autoridades penitenciarias extendieron su condena otros cinco años por haber roto una serie de normas en la cárcel en la que es encontraba.

"Ayer acabó la pena de Muhamad Bekjanov y hoy ha sido puesto en libertad", ha indicado el activista del grupo Ezgulik Abdurahmon Tashanov. "Temíamos que la condena se extendiera de nuevo, ya que era imposible visitarlo en prisión y se encontraba en aislamiento", ha indicado Tahsanov.

La puesta en libertad del periodista ha tenido lugar tres meses después de que el activista y disidente Samandar Kukanov saliera de prisión tras 22 años en la cárcel.

El presidente de Uzbekistán, Islam Karimov, murió en septiembre después de 27 años en el poder. Su sucesor, Shavkat Mirziyoyev, ha revisado las condenas de algunos de los disidentes encarcelados durante la presidencia de Karimov y ha ofrecido amnistía a otros prisioneros políticos de menor relevancia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies