Putin anuncia la modernización de su fuerza estratégica nuclear frente a la presión de otros gobiernos

Actualizado 10/05/2006 16:33:38 CET

MOSCÚ, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, aseguró hoy en su mensaje anual a la Asamblea Federal que Rusia necesita un Ejército fuerte no sólo para defenderse de posibles ataques sino para resistir las presiones políticas procedentes del extranjero, por lo que anunció que su país modernizará su fuerza estratégica nuclear en los próximos cinco años.

Asimismo, reconoció que las esperanzas de cambio que los ciudadanos rusos habían puesto a principios de los años noventa se han visto frustradas debido a las "fortunas personales amasadas por algunos a costa de la mayoría de la población".

Putin pidió además que ningún país utilice las negociaciones de Rusia con vistas a su entrada en la Organización Mundial de Comercio (OMC) como "instrumento" para presentar demandas a Moscú sobre cuestiones que no tienen "ninguna" relación con este organismo y abogó por la utilización del rublo como moneda de cuenta en las transacciones internacionales de gas y petróleo.

El presidente ruso destacó la importancia de contar con un Ejército fuerte para poner freno a las presiones internacionales y a los intentos de otros Gobiernos por influir en los asuntos internos rusos para favorecer sus propios intereses.

Por ello, Putin anunció que Rusia modernizará su armamento nuclear estratégico en los próximos años. "En los próximos cinco años aumentaremos significativamente la aviación, los submarinos y los misiles estratégicos de las Fuerzas Armadas", señaló.

La investigación militar desarrollada hasta ahora, precisó, ha estado centrada en el desarrollo de armas de alta precisión y ojivas nucleares "cuya trayectoria no puede predecir un potencial enemigo".

Las nuevas líneas de trabajo permitirán a Rusia mantener un equilibrio estratégico de fuerzas en el mundo, añadió.

Según el mandatario, la carrera armamentística mundial ha alcanzado un nuevo nivel tecnológico. "Aún no tenemos garantías de que las armas, incluidas las nucleares, no serán utilizadas en el espacio", comentó.

Además, "existe la amenaza potencial de la construcción y proliferación de armas nucleares de largo alcance, y los medios y los expertos están analizando el uso de misiles balísticos intercontinentales sin ojivas nucleares", prosiguió. "El uso de estos misiles pueden provocar una reacción inapropiada por parte de Gobiernos de países con armas nucleares, incluyendo una respuesta mediante el uso de las fuerzas nucleares estratégicas", añadió.

En este contexto, Putin anunció que la Armada rusa recibirá este año dos nuevos submarinos nucleares estratégicos. "En un futuro próximo las Fuerzas Navales recibirán dos sumergibles de propulsión nuclear" que portarán misiles de último modelo, indicó.

"Rusia no ha construido este tipo de submarinos desde 1990", recordó. "Estarán equipados con los nuevos misiles 'Bulava', que junto con el sistema 'Topol-M' constituirán el núcleo de las fuerzas de disuasión estratégica", destacó el presidente. Asimismo, explicó que cinco regimientos de las Fuerzas Estratégicas de Misiles ya están equipados con 'Topol-M' y que "este año una división comenzará a recibir la versión móvil de este misil".

En todo caso, según Putin, aunque el gasto en defensa de Rusia debe ser equiparable al de otras potencias nucleares, como Reino Unido o Francia --a las que aludió--, nunca debe incrementarse a costa de la economía del país. En este sentido, aunque el gasto militar de Estados Unidos sea 25 veces el de Rusia, "no debemos repetir los errores políticos o estratégicos de la Unión Soviética, de la Guerra Fría".

LA OMC Y EL RUBLO

En velada alusión a Estados Unidos, Putin advirtió de que "las negociaciones para la entrada de Rusia en la OMC no deberían servir de instrumento para tratar sobre cuestiones que no tienen ninguna relación con las actividades de esta organización".

Por otra parte, Putin abogó por una mayor utilización del rublo como moneda de cuenta en las transacciones internacionales de gas y petróleo. "Con este fin debemos abrir en Rusia un mercado bursátil para el comercio de petróleo, gas y otros productos que sean pagados con rublos", indicó.

Por otra parte, el presidente admitió que, "por razones evidentes, el nivel de confianza de los ciudadanos hacia algunas estructuras oficiales y grandes empresarios es bajo", afirmó, citado por la agencia rusa de noticias RIA Novosti.

"Millones de personas cifraban las esperanzas en los cambios, iniciados a principios de los años noventa, pero el Gobierno y la comunidad empresarial frustraron estas esperanzas", continuó. "Es más, algunos representantes, infringiendo la ley y la moral, se volcaron para amasar fortunas personales a expensas de la mayoría de la población", añadió.

Putin aseguró que "aún no hemos conseguido erradicar la corrupción, que es el mayor obstáculo para el desarrollo del país", por lo que el Gobierno debe combatir cualquier intento por parte de responsables del Estado o de empresarios de enriquecerse a expensas de los bienes de la comunidad.

INNOVACIÓN Y PROPIEDAD

En su intervención, Putin calificó de "indispensable" que su país abra nuevos horizontes para el fomento de la innovación en el país.

"En un futuro próximo resulta indispensable crear el ambiente fiscal favorable para la financiación de las actividades en materia de innovación", señaló.

Asimismo, respecto a las acusaciones según las cuales Moscú no está cooperando en la lucha contra la piratería de productos comerciales, Putin reconoció que Rusia debería hacer más para proteger la propiedad intelectual. "Es nuestra obligación", aseveró.

El mandatario también advirtió de que Rusia no podrá duplicar el volumen de su Producto Interior Bruto (PIB) si no refuerza las normas sobre propiedad y garantiza las libertades y los derechos de los ciudadanos.

A su juicio, para duplicar el PIB en el plazo de una década, objetivo que el mandatario ruso marcó en una intervención similar hace dos años, la economía nacional debería crecer, como mínimo, a un ritmo anual ligeramente superior al 7%. "Aparentemente, estamos cumpliendo ese objetivo", precisó Putin, ya que "la tasa media del crecimiento anual en estos últimos tres años se ha mantenido precisamente en torno al siete por ciento".

"Sin embargo, quisiera señalar que difícilmente podremos lograr en las fechas propuestas las tareas marcadas en el terreno económico si no eliminamos ciertos problemas, reforzamos el derecho de la propiedad y aseguramos una mejora de los indicadores macroeconómicos, así como el debido nivel de la libertad económica y las condiciones iguales para la competencia", añadió.

El presidente se mostró preocupado por la continua caída de las tasas de natalidad en el país y afirmó que existe un "consenso social" para afrontar el problema demográfico y para que el Gobierno tome medidas para fomentar el nacimiento de más niños.

"Debemos estimular el nacimiento de un segundo hijo", precisó el presidente, que reconoció que los problemas de salud, vivienda y educación obligan a muchas familias a tener un solo hijo. En Rusia se registra una pérdida anual de 700.000 personas, recordó Putin. Según RIA Novosti, la población actual es de 142 millones de personas.

Conforme al artículo 84 de la Constitución de Rusia, una vez al año el jefe de Estado debe informar a los parlamentarios de las líneas maestras de la política interna y exterior del país. Además de los parlamentarios y senadores, en el Salón de Mármol del Kremlin se encuentran los miembros del gabinete, presidentes de los Tribunales Constitucional, Supremo y de Arbitraje, el fiscal general de Rusia, el jefe de la Comisión Electoral Central y jerarcas religiosos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies