Putin se muestra dispuesto a entablar un diálogo con Trump pero avista "varios problemas"

395418.1.644.368.20180525195637
Vídeo de la noticia
Publicado 25/05/2018 19:56:37CET

SAN PETERSBURGO, 25 May. (Reuters/EP) -

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha asegurado este viernes que está dispuesto a entablar un diálogo con su homólogo estadounidense, Donald Trump, para mejorar las relaciones entre ambos países, si bien ha admitido que en estos momentos hay demasiados "problemas" que lo impiden.

Desde que Trump llegó al poder, el 20 de enero de 2017, ambos han expresado en numerosas ocasiones su deseo de reunirse, pero la llamada trama rusa, en la que el fiscal especial Robert Mueller investiga la supuesta injerencia del Kremlin en las elecciones presidenciales de 2016 y su relación con el magnate neoyorquino, lo ha hecho imposible.

"Estamos preparados para el diálogo con Trump", ha dicho en declaraciones a la prensa desde el foro económico de San Petersburgo. "Pero por ahora no está funcionando. Están surgiendo varios problemas", ha explicado. No obstante, ha matizado: "No todo está perdido".

Entre los obstáculos para que se produzca este cara a cara, ha mencionado la decisión de Trump de retirar a Estados Unidos del acuerdo firmado en 2015 por las grandes potencias mundiales, incluidos Washington y Moscú, con Irán para desmantelar su programa nuclear a cambio de revocar las sanciones internacionales en su contra.

Putin ha acusado a Trump de generar "un clima de nerviosismo y desconfianza" en la esfera internacional por no respetar el tratado internacional. En su opinión, el cumplimiento de los acuerdos entre países, ya sean bilaterales o multilaterales, es esencial para la estabilidad global.

"Las acciones unilaterales conducen a un callejón sin salida y son siempre contraproducentes, por eso todos los integrantes del proceso tenemos que hablar abiertamente juntos y buscar soluciones", ha sostenido, según informa la agencia de noticias rusa Sputnik.

También ha reprochado al inquilino de la Casa Blanca la cancelación de la cumbre prevista para el 12 de junio en Singapur con el líder norcoreano, Kim Jong Un, que despejaba el camino para retomar las negociaciones para la desnuclearización de la península coreana y la eventual firma de un acuerdo de paz entre Pyongyang y Seúl.

PRUEBA DE FUEGO

Putin ha alertado de que "el sistema internacional de relaciones políticas y económicas pasa por un serio periodo de prueba" porque "las condiciones de vida y de negocio se enfrentan a cambios dinámicos", en parte propiciados por los nuevos liderazgos.

El sistema de "libertad empresarial, de comercio e inversiones" y "estabilidad y transparencia de estas reglas", dos principios que aceptaban todos los actores internacionales, "está quebrando en vez de evolucionar" porque "infringir las reglas se ha convertido en lo habitual", ha denunciado.

En este contexto, ha reclamado "una verdadera paz comercial", en lugar de la tregua ofrecida por Trump. En esta "guerra" ha incluido "la espiral de sanciones", de la que Rusia es objeto por su injerencia en el conflicto armado en el este de Ucrania.

Putin ha indicado que, frente a estas corrientes, Rusia seguirá participando "en los procesos mundiales y de integración, algo que incluye la realización de proyectos de gran envergadura en la esfera de la infraestructura, al desarrollar las esferas de transporte, energética y digital".

En la vertiente política, se ha comprometido ante el presidente francés, Emmanuel Macron, que participa en este foro económico, a ayudar a Europa a "garantizar la seguridad" en el mundo. "Haremos todo lo posible para evitar nuevas amenazas", ha aseverado.