Pyongyang se niega a hacer más concesiones en la visita del ex presidente Carter

Actualizado 28/04/2011 11:18:37 CET

SEÚL, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los representantes de Corea del Norte se han negado a hacer más concesiones en las conversaciones con el ex presidente estadounidense Jimmy Carter --de visita en el país asiático-- al argumentar que Washington debe ofrecer más garantías de seguridad si quiere que el programa nuclear norcoreano quede suspendido.

"Estamos continuamente escuchando durante nuestra apretada agenda aquí en Pyongyang que el Norte quiere mejorar las relaciones con América y está dispuesto a hablar sin condiciones previas tanto con Estados Unidos como son Corea del Sur sobre cualquier tema", afirma Carter, y añade que los norcoreanos "no abandonarán su programa nuclear sin algún tipo de garantías de seguridad de Estados Unidos".

Así lo ha manifestado en un artículo que ha publicado en Internet este miércoles. Carter ha viajado a Pyongyang en compañía de los ex presidentes finlandés e irlandesa, Martti Ahtisaari y Mary Robinson, respectivamente, y de la ex primera ministra noruega, Gro Brundtland. Pertenecientes al grupo conocido como 'The Elders' ('Los Ancianos'), sus objetivos son "ayudar en la reducción de las tensiones y ayudar a las partes a abordar cuestiones clave como la desnuclearización".

Carter promete trabajar "duro" estos días para aprender todo lo posible sobre la postura norcoreana. "Espero que seamos capaces de volver a Estados Unidos y Europa con un mensaje positivo y constructivo", continúa el texto.

"Nos han hecho saber que nuestra visita es vista aquí como útil para la creación de una atmósfera positiva y que los pueblos tanto del Norte como del Sur esperan mucho de nosotros", añade el veterano mediador. Éste alberga la esperanza de que el viaje sirva para que los norcoreanos se abran a los extranjeros y que finalmente se consiga la paz gracias a la voluntad política.

Carter considera "una tragedia" que a día de hoy, más de 60 años después del Armisticio que acabó con la guerra de Corea, los dos países todavía no hayan firmado un tratado de paz que acabe oficialmente con las hostilidades.

Hasta ahora 'The Elders' se han reunido con el ministro de Asuntos Exteriores, Pak Ui Chun, y Carter confía en verse con el mandatario, Kim Jong Il, y su hijo Kim Jong Un, antes de partir este jueves hacia Seúl. La parte norcoreana todavía no ha confirmado que vayan a producirse dichas reuniones.

Pyongyang viene manifestando su intención de reanudar el programa de intercambio de ayuda humanitaria por conversaciones sobre el desarme. Tanto Seúl como Washington recelan de esta postura.